Noticias

Batalla de Chaeroneia, c. 352 a. C.

Batalla de Chaeroneia, c. 352 a. C.


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Batalla de Chaeroneia, c. 352 a. C.

La batalla de Chaeroneia (c. 352 a. C.) fue una derrota temprana en la carrera de Phalacus como líder de los focios (Tercera Guerra Sagrada).

En 353, el exitoso comandante focio Onomarchus murió en la batalla del Crocus Field en Tesalia, una gran derrota fociana a manos de Felipe II de Macedonia. Fue sucedido por su hermano Phayllus, quien demostró ser un comandante bastante fracasado. Logró crear un nuevo ejército para reemplazar al último en Crocus Field, pero luego lo llevó a una serie de derrotas en Beocia (Orcómeno, el río Cephisus y Coroneia) y en Abae, en las fronteras de Phocis. Durante este período, Phayllus sufría de una enfermedad debilitante, y poco después de la derrota en Abae murió.

Después de la muerte de Phayllus fue sucedido como general por Phalacus, el hijo joven de su hermano Onomarchus. Phayllus había tenido tiempo de hacer los preparativos necesarios para la sucesión, y nombró a su amigo Mnaseas como tutor de Phalacus.

Este arreglo no duró mucho. Mnaseas y doscientos de sus hombres murieron cuando los beocios llevaron a cabo un ataque nocturno en su campamento. Esto dejó a Phalacus sin su tutor, y se vio aún más debilitado cuando sufrió una derrota en una batalla de caballería cerca de Chaeroneia. Diodoro da pocos detalles de la batalla, aparte de decir que Falaco perdió un "gran número" de caballería (Diodoro 16.38.7).

Phalacus no se desanimó por esta derrota. Posiblemente más tarde en el mismo año los beocios fueron distraídos por un conflicto en el Peloponeso, y Falaco aprovechó esto para ocupar Chaeroneia. Este fue un éxito de corta duración, y se vio obligado a retirarse cuando regresó el ejército principal de Beocia. Esto fue seguido por una invasión beocia de Focis, pero el ejército beocio se retiró después de reunir una gran cantidad de botín.

Esto puso fin a un año bastante accidentado, pero que no logró poner fin al conflicto. La guerra se prolongó durante varios años más y no terminó hasta el 346 a. C., pero la mayor parte del tiempo se limitó a escaramuzas cerca de la frontera entre Fócida y Beocia.


Batalla de Chaeronea

La batalla de Chaeronea tuvo lugar en 338 a. C. en una mañana de principios de agosto en las afueras de la ciudad de Chaeronea. Aunque durante siglos las ciudades de Atenas y Esparta dominaron a Grecia, política, militar y económicamente, la batalla de Chaeronea, una de las más famosas de todas las batallas griegas, solo involucró a una de estas ciudades: Atenas combinó fuerzas con Tebas para enfrentarse a la potencia en ascenso. de Macedonia en una pelea que cambiaría la historia.

Desde la época de Homero, el concepto de arête y su énfasis en la fuerza y ​​el coraje simbolizaba a los griegos en la batalla. Sin embargo, en el siglo IV a. C. apareció una nueva amenaza que desafió el dominio de las ciudades-estado del sur cuando Macedonia, antes vista como una tierra de bárbaros, quedó bajo el astuto liderazgo de Felipe II, un hombre que remodelaría por completo el país. Ejército de Macedonia. Probaría este nuevo poder militar en la batalla de Chaeronea, la victoria de Macedonia en Chaeronea pondría a Grecia en lo que el historiador G. Maclean Rogers describe como un "sueño profundo", tanto política como militarmente. Nunca más recuperaría su supremacía en el Mediterráneo.

Anuncio publicitario

Felipe II reconstruye el ejército macedonio

Felipe había heredado un país militarmente débil. Reconociendo esta debilidad, reconstruyó su frágil ejército en una fuerte máquina de combate. Este nuevo ejército se basó en la célebre Banda Sagrada de Tebas (la fuerza de combate de élite del ejército tebano) y su cuña igualmente eficiente, un concepto que Felipe había aprendido mientras estaba cautivo en Tebas en 367 a. C. El nuevo ejército de Felipe II ya no era un ejército de ciudadanos-soldados, sino uno de profesionales. Reorganizó la antigua falange tradicional y reemplazó la lanza hoplita obsoleta con la sarissa, un lucio de 18 a 20 pies, agregando una espada de doble filo más pequeña o xiphos. Finalmente, rediseñó el escudo y el casco anticuados. No tardó en revelar al resto de Grecia el poder del ejército macedonio, atacando y derrotando a los tracios del norte, demostrando al pueblo de Atenas que Filipo era una amenaza viable.

Atenas y Tebas unen fuerzas

Entre el 352 y el 338 a. C., Atenas y Felipe seguirían enfrentados. A pesar de una paz incómoda con Macedonia, una paz firmada después de las Guerras Sociales que fue incómoda porque Felipe le ofreció su ayuda a Atenas y luego tomó el control de las ciudades que quería para él después de haberlas ofrecido a Atenas, Atenas solo pudo sentarse en silencio, permaneciendo aprensiva. sobre estos bárbaros del norte. Los atenienses se mostraban reacios a luchar contra ellos solos, ya que no podían asegurar ninguna alianza y, sinceramente, no tenían las finanzas. Y añadido a esto, los éxitos militares de Felipe le valieron un asiento en el Consejo Anficroyónico (una asociación de ciudades-estado griegas) que fue un insulto más para los atenienses.

Anuncio publicitario

Aunque Atenas vio a Felipe como una amenaza, otros lo vieron como alguien que podría unir a toda Grecia. Mientras tanto, Felipe aumentó su control sobre Grecia al capturar las ciudades de Crenides en 356 a. C., una ciudad a la que renombró Filipos Metón en 354 a. C. y finalmente en 348 a. C., Olynthus en la península de Calcídica. Estos brutales ataques afectaron a Atenas cuando se apoderó de los cargamentos de cereales que se dirigían a la ciudad. Estos asaltos a su suministro de alimentos hicieron que Atenas buscara un aliado, y finalmente se dirigió a sus vecinos del norte, Tebas. Aunque durante mucho tiempo se las consideró enemigas, las dos ciudades ahora tenían un enemigo común: Felipe. Atenas le recordó a Tebas que, debido a su ubicación, Tebas caería antes que Atenas. Sin embargo, Tebas ya comprendía los peligros de Filipo, y no miraban hacia el sur a Atenas como un aliado, sino hacia el este para los persas, cuya aversión por el rey macedonio se debía a su presencia a lo largo de la costa noroeste de la Anatolia controlada por los persas.

Hacia el 339 a. C., era evidente que no se podía evitar una batalla decisiva final contra Felipe. Un ateniense enojado que realmente entendió este peligro para Atenas, así como para el resto de Grecia, fue Demóstenes. El talentoso orador habló de esta amenaza en una ardiente serie de discursos llamados "Filípicos". Fue él quien se dio cuenta de la necesidad de conseguir un aliado, a saber, Tebas. Demóstenes creía que las nuevas ciudades debían dejar de lado sus diferencias y luchar como una sola contra los bárbaros macedonios. Dado que muchos dentro del gobierno ateniense se oponían a ir a la guerra contra Felipe, el astuto Demóstenes los adulaba recordándoles su victoria contra el Imperio persa en la Batalla de Maratón. Podrían derrotar fácilmente a este bárbaro del norte, afirmó. A regañadientes, los atenienses cedieron a los deseos de Demóstenes.

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

Preliminares

Iniciando su primera línea de defensa, el ejército ateniense marchó a Beocia, donde colocaron hombres en los pasos de montaña más estratégicos (especialmente en el paso de Gravia al norte de Amphissa y Parapotamii en el camino a Tebas) en un intento de bloquear el acceso de Macedonia a la Golfo de Corinto, que era una fuente de suministros muy necesarios, la falta de suministros obligó a Felipe a retirarse. Estos pasos de montaña permanecieron vigilados durante todo el año 339 y hasta el 338 a. C. y tanto Atenas como Tebas se sintieron seguras, hasta que muchos de los que custodiaban los pasos comenzaron a inquietarse y, además, la animosidad natural comenzó a causar serios problemas.

A esta disparidad se sumaba un rumor, difundido por el propio Filipo, de que los macedonios estaban a punto de retirarse. Cuando Felipe retiró sus tropas de Cytinium, las fuerzas griegas en Amphissa bajaron la guardia. Al ver esto, Felipe aprovechó de inmediato la oportunidad y atacó de noche, destruyendo a los defensores del paso y ocupando la ciudad. Luego se trasladó más al oeste, capturando la ciudad de Naupaetus. Cuando Felipe ofreció la paz, Demóstenes convenció audazmente tanto de Atenas como de Tebas de que se negaran. La guerra ahora era inevitable. El rey y su joven hijo Alejandro invadieron la ciudad de Elateia en la frontera de Beocia, la ruta a Atenas y Tebas estaba ahora abierta. Felipe marchó con sus tropas hacia el sur para enfrentarse al enemigo en una pequeña llanura en las afueras de la ciudad de Chaeronea.

Anuncio publicitario

Comienza la batalla

Los atenienses, tebanos y un pequeño número de aliados se posicionaron, con los atenienses (10.000 infantes y 600 jinetes) a la izquierda, aliados en el centro y los tebanos con 800 jinetes y 12.000 infantes (incluidos los 300 miembros de la Sagrada Infantería). Band) en el extremo derecho. Frente a los atenienses estaban los macedonios, con Filipo en el extremo derecho, sumando 30.000 infantes y 3.000 jinetes. Frente a los tebanos estaba Alejandro, de 18 años, con la Caballería de Compañeros. Plutarco, en su Vida de Alejandro, escribiría sobre la valentía del joven comandante, “… se dice que fue el primer hombre que cargó contra la banda sagrada de los tebanos… Esta valentía hizo que Felipe lo apreciara tanto, que nada le agradó más que escuchar a sus súbditos llamarse a sí mismo su general y Alejandro su rey. " Se desconoce si Felipe realmente se sintió así o no o si es simplemente la percepción u opinión de Plutarco.

Aunque no eran soldados profesionales como sus homólogos macedonios, los atenienses tomaron la iniciativa y atacaron primero. En un movimiento sospechoso, Philip tiró a sus hombres hacia atrás, atrayendo a los desprevenidos atenienses. Rápidamente, Philip cargó contra el centro ateniense y luego viró a la izquierda, rompiendo la línea enemiga. Al ver la derrota inminente, los aliados huyeron. A la izquierda de Macedonia, Alejandro avanzó hacia la brecha que dejaron las tropas atenienses que cargaban. Pudo rodear la Banda Sagrada, aplastándolos por completo. Los atenienses restantes entraron en pánico, incluido Demóstenes, y escaparon. Cuando mil atenienses fueron asesinados, Felipe se ocupó del entierro de los muertos y vendió a las tropas capturadas restantes como esclavos.

Sobre la batalla, el historiador Diodoro escribió:

… Eran iguales en coraje y valor personal, pero en número y experiencia militar una gran ventaja estaba en manos del rey… Al amanecer, los dos ejércitos se dispusieron para la batalla. El rey ordenó a su hijo Alejandro ... que dirigiera un ala, aunque se unieron a él algunos de sus mejores generales. El mismo Felipe… lideró la otra ala…. Los atenienses formaron su ejército, dejando una parte a los beocios y liderando el resto ellos mismos. … La batalla fue feroz y sangrienta. Continuó durante mucho tiempo con una matanza terrible, pero la victoria fue incierta, hasta que Alejandro, ansioso por darle a su padre una prueba de su valor ... fue el primero en atravesar el cuerpo principal del enemigo, oponiéndose directamente a él, matando a muchos y derribando a todos ante él. - y sus hombres, presionando de cerca, cortaron en pedazos las líneas del enemigo y después de que el suelo se había amontonado con los muertos, pusieron en fuga el ala que lo resistía. También el rey, a la cabeza de su cuerpo, luchó con no menos audacia y furia, para que la gloria de la victoria no fuera atribuida a su hijo. Obligó al enemigo que se resistía a él también a ceder terreno, y finalmente los derrotó por completo…. (Biblioteca de Historia, Bk. XVI, cap. 14)

Las secuelas

Después de la batalla, Atenas se vio obligada a aliarse, mientras que Tebas perdió ricas tierras agrícolas en Beocia. Los atenienses pueden haber luchado con valentía, pero muchos consideran que la batalla de Chaeronea fue un punto de inflexión en la historia, después del cual los griegos dejaron de ser una amenaza militar o política. Felipe ahora apartó sus ambiciones militares de Grecia y miró hacia el este, a Persia. Desafortunadamente, su prematuro asesinato dejaría este logro a su hijo, Alejandro, quien sería conocido como Alejandro Magno.


Guerras de Alejandro Magno: Batalla de Chaeronea

Se cree que la batalla de Chaeronea se libró alrededor del 2 de agosto de 338 a. C. durante las guerras del rey Felipe II con los griegos.

Ejércitos y comandantes de amplificador:

  • Cares de Atenas
  • Lisículos de Atenas
  • Theagenes de Beocia
  • aprox. 35.000 hombres

Descripción general de la batalla de Chaeronea:

Tras los fallidos asedios de Perinto y Bizancio en 340 y 339 a. C., el rey Filipo II de Macedonia descubrió que su influencia sobre las ciudades-estado griegas decaía. En un esfuerzo por reafirmar la supremacía macedonia, marchó hacia el sur en el 338 a. C. con el objetivo de dominarlos. Al formar su ejército, a Felipe se le unieron contingentes aliados de Etolia, Tesalia, Epiro, Epicnemidian Locrian y Northern Phocis. Avanzando, sus tropas aseguraron fácilmente la ciudad de Elateia que controlaba los pasos de montaña al sur. Con la caída del Elateia, los mensajeros alertaron a Atenas de la amenaza que se avecinaba.

Al reunir su ejército, los ciudadanos de Atenas enviaron a Demóstenes para buscar ayuda de los beocios en Tebas. A pesar de las hostilidades pasadas y la mala voluntad entre las dos ciudades, Demóstenes pudo convencer a los beocios de que el peligro que representaba Felipe era una amenaza para toda Grecia. Aunque Felipe también trató de cortejar a los beocios, ellos eligieron unirse a los atenienses. Combinando sus fuerzas, asumieron una posición cerca de Chaeronea en Beocia. Formando para la batalla, los atenienses ocuparon la izquierda, mientras que los tebanos estaban a la derecha. La caballería custodiaba cada flanco.

Al acercarse a la posición enemiga el 2 de agosto, Felipe desplegó su ejército con su infantería de falange en el centro y caballería en cada ala. Si bien él personalmente lideró la derecha, dio el mando de la izquierda a su joven hijo Alejandro, quien fue ayudado por algunos de los mejores generales macedonios. Avanzando para contactar esa mañana, las fuerzas griegas, lideradas por Chares de Atenas y Theagenes de Beocia, ofrecieron una dura resistencia y la batalla quedó estancada. A medida que aumentaban las bajas, Felipe trató de obtener una ventaja.

Sabiendo que los atenienses eran relativamente inexpertos, comenzó a retirar su ala del ejército. Creyendo que se acercaba una victoria, los atenienses lo siguieron, separándose de sus aliados. Deteniéndose, Felipe volvió al ataque y sus tropas veteranas pudieron expulsar a los atenienses del campo. Avanzando, sus hombres se unieron a Alejandro para atacar a los tebanos. Muy superados en número, los tebanos ofrecieron una defensa rígida que estaba anclada por su Banda Sagrada de élite de 300 hombres.

La mayoría de las fuentes afirman que Alejandro fue el primero en irrumpir en las líneas enemigas a la cabeza de una "valiente banda" de hombres. Al derrotar a los tebanos, sus tropas desempeñaron un papel clave en la destrucción de la línea enemiga. Abrumados, los tebanos restantes se vieron obligados a huir del campo.

Como ocurre con la mayoría de las batallas en este período, las bajas de Chaeronea no se conocen con certeza. Las fuentes indican que las pérdidas de Macedonia fueron elevadas y que más de 1.000 atenienses fueron asesinados y otros 2.000 capturados. La Banda Sagrada perdió 254 muertos, mientras que los 46 restantes resultaron heridos y capturados. Si bien la derrota dañó gravemente a las fuerzas de Atenas, efectivamente destruyó al ejército tebano. Impresionado por el coraje de la Sagrada Banda, Felipe permitió que se erigiera la estatua de un león en el lugar para conmemorar su sacrificio.

Con la victoria asegurada, Felipe envió a Alejandro a Atenas para negociar la paz. A cambio de poner fin a las hostilidades y salvar las ciudades que habían luchado contra él, Felipe exigió promesas de lealtad, así como dinero y hombres para su planeada invasión de Persia. Esencialmente indefensas y aturdidas por la generosidad de Felipe, Atenas y las otras ciudades-estado aceptaron rápidamente sus términos. La victoria en Chaeronea restableció efectivamente la hegemonía macedonia sobre Grecia y condujo a la formación de la Liga de Corinto.


Batalla de las Termópilas, 480 a. C.

Otra batalla contra la invasión persa, la batalla de las Termópilas se ha convertido en tema de leyendas, cimentando el nombre espartano en la conciencia colectiva. Se luchó bajo la dirección del rey espartano Leonidas y se llevó a cabo simultáneamente con la batalla naval en Artemisium. Mientras se producía un enfrentamiento entre una fuerza griega de 7.000 efectivos y una fuerza persa de 100.000 a 300.000 efectivos, el rey Leónidas dirigió una pequeña fuerza para bloquear la única carretera que los persas podían utilizar para entrar en la zona.

Sin embargo, dos días después de la batalla, el ejército griego fue traicionado por un residente local que les contó a los persas sobre un pequeño pasaje secreto que conducía detrás de las líneas griegas. Cuando el rey Leonidas se dio cuenta de este plan, condujo a un pequeño grupo de combatientes al pasaje para bloquear al ejército que se aproximaba. Aunque Persia ganó la batalla, las hazañas heroicas de quienes lucharon se cimentaron en la historia.


ΜΕΤΩΠΟ ΟΧΙ

Alejandro lidera la caballería de los Compañeros contra Tebanos, Batalla de Chaeronea, 2 de agosto de 338 a. C.
Artista desconocido, imagen cortesía de http://all-that-is-interesting.com
(A menos que se indique lo contrario, todas las ilustraciones son cortesía de Wikipedia)

Esta batalla del siglo IV antes de Cristo vio a la mayor parte de Grecia caer bajo el yugo del reino macedonio. Fue un presagio de la campaña de conquista contra el Imperio Persa emprendida por Felipe y el hijo de Alexander # 8217.


Busto de Felipe II de Macedonia, escultor desconocido
En exhibición en el Ny Carlsberg Glyptotek [museo de arte],
Copenhague, Dinamarca

Cuando Felipe se convirtió en gobernante de Macedonia en 359 a. C., comenzó a expandir el territorio macedonio mediante el matrimonio, la conquista y las alianzas. También inició una reforma del ejército macedonio, reemplazando la infantería hoplita con la falange. Los falangistas estaban armados con los 18-20 pies de largo sarissa, la caballería se convirtió en una parte importante del plan de batalla, y el ejército se transformó de una milicia de ciudadanos en una fuerza de profesionales endurecidos.

Felipe también se involucró más en las guerras y la política de Grecia. [Las ciudades-estado del sur de Grecia consideraban a los macedonios como poco mejores que los bárbaros que hablaban una versión apenas reconocible del griego.] El rey Felipe dirigió sus fuerzas recién entrenadas contra los tracios, ilirios, tesalianos y varias otras ciudades-estado que provocaron su ira, incluida Atenas. En 346, Macedonia había forzado una paz tensa en Atenas y la mayoría de las ciudades-estado griegas del norte y centro de Grecia, con la principal excepción de Esparta.

[Según un historiador, Felipe envió un mensaje a los espartanos: "Si gano esta guerra, serán esclavos para siempre". En otra versión, advirtió: "Se le aconseja que se someta sin más demora, porque si traigo mi ejército a su tierra, destruiré sus granjas, mataré a su gente y arrasaré su ciudad". Según ambos relatos, la respuesta lacónica de los espartanos fue una palabra: «Si». Felipe II y, más tarde, Alejandro decidieron dejar en paz a Esparta.]

En la mayoría de los casos, Felipe fue generalmente indulgente con las ciudades griegas derrotadas. La mayoría se hicieron aliados, mientras que algunos fueron tratados más como súbditos conquistados. Felipe probablemente estaba haciendo sus planes para su campaña contra los persas, y necesitaba una Grecia unida detrás de él. Un tratado firmado entre Macedonia y Atenas recibió solo un apoyo tibio en Atenas. Uno de los principales arquitectos del tratado de paz, el estadista y orador Demóstenes, comenzó casi de inmediato una campaña para que se derogara el tratado. Durante varios años, el orador pronunció una serie de 3 o 4 discursos condenando el tratado y advirtiendo a los atenienses de la amenaza macedonia que se avecinaba. Estos discursos dedicados a Felipe II de Macedonia se denominaron "Filipenses". [La palabra "philippic" ha entrado en el idioma inglés unes un discurso o diatriba feroz y condenatoria, pronunciado para condenar a un actor político en particular.]

Preludio de la batalla


Campaña de Felipe & # 8217 en Grecia central, 339-338 a. C.
Mapa de MinisterFor BadTimes (y Wikipedia)

Finalmente, en el 339 la situación se había deteriorado mucho. Un conflicto religioso le dio a Felipe el pretexto que necesitaba para lanzar una campaña militar en el centro de Grecia. La ruta de invasión normal llevaría a un ejército a través de las "puertas calientes" de las Termópilas, siguiendo una carretera muy transitada que seguía el Estrecho de Eubea, antes de girar hacia el sur en Beocia y Ática. Sin embargo, esa ruta fue bloqueada por tropas locales. Los macedonios se enteraron de una segunda ruta poco utilizada sobre un hombro del monte Callidromos. O los atenienses olvidaron la existencia de este camino, o pensaron que Felipe no lo tomaría, estaban equivocados en ambos casos. El ejército de Felipe tomó esta ruta secundaria y entró sin obstáculos en el centro de Grecia en noviembre de 339, tomando la ciudad de Elatea y usándola como su base de operaciones durante los próximos meses.

Las actividades de Philip durante los próximos nueve meses son un poco desconcertantes. Él y su ejército podrían haber marchado tres días y estar a las puertas de Atenas. En cambio, los macedonios sitiaron dos ciudades griegas cercanas, los puertos de Perinthos y Bizancio (más tarde Constantinopla, luego Estambul), pero ninguna de las ciudades fue capturada. Esto levantó la moral de Atenas. Demóstenes instó a la asamblea ateniense a buscar aliados contra Felipe. El estadista sugirió primero la ciudad-estado de Tebas, un enemigo tradicional, luego instó a que se enviaran diplomáticos al Imperio Persa en busca de ayuda. Los persas rechazaron bruscamente la solicitud de Atenas, pero los tebanos decidieron unirse a Atenas para oponerse al monstruo que amenazaba a toda Grecia: Filipo y sus macedonios.

Demóstenes dirigió personalmente la misión diplomática que concluyó una alianza con Tebas. Unos días más tarde, las tropas atenienses marcharon a través de Beocia y se unieron a las tropas tebas que se formaron para oponerse a Felipe.

[Quizás para mantener a su ejército alerta, Felipe dirigió una campaña de invierno a finales de 339 contra los escitas que vivían al sur del Danubio, cerca de la desembocadura del río. Durante una batalla, fue gravemente herido en la pierna por una lanza que le atravesó la pierna y mató al caballo que montaba. Quizás el tiempo que tardó en recuperarse fue la razón de la gran demora antes de la batalla de Chaeronea.]

Los detalles de la campaña que condujo a la batalla decisiva de Chaeronea son casi completamente desconocidos. Ciertamente hubo algunas escaramuzas preliminares a las que Demonsthenes alude a una «batalla de invierno» y «batalla en el río» en sus discursos, pero no se conservan otros detalles. Finalmente, a principios de agosto de 338, el ejército de Felipe marchó directamente por la carretera principal de Phocis a Beocia, para asaltar al ejército griego aliado que defendía la carretera de Chaeronea.

Ejército de Macedonia

El ejército macedonio que luchó en Chaeronea tenía algunas diferencias con la fuerza de combate que Alejandro llevaría a Asia para luchar contra el Imperio Persa unos años después. Si se puede creer en las dos principales fuentes históricas que narran esta lucha, la protección del flanco extremo derecho del ejército macedonio eran aproximadamente 1000 infantes ligeros: jabalineros, peltastas y arqueros. [A].El rey Felipe comandaba una "fuerza escogida" de infantería, que probablemente incluía un bloque de piqueros y los hipaspistas. [B] Estos hombres fueron entrenados para servir como el eje del centro y el ala derecha. Estaban armados y armados de manera similar a los hoplitas griegos tradicionales. No llevaban la sarissa macedonia, pero en realidad estaban armados con la sarissa de 6 pies. gallo, el armamento típico del tradicional hoplita griego. Sin embargo, los Hypaspists no llevaban armadura, más que un escudo y un casco.


Enemigos: vista de un artista de la falange macedonia que avanza desconocido
Imagen cortesía de https://scottthong.wordpress.com

La pieza central de la fuerza macedonia era la falange principal. [C] Blandiendo picas de 18 pies, estos hombres se alinearon en filas profundas (al menos 15-20), y maniobraron sus picas para presentar una pared aparentemente impenetrable a un enemigo que avanzaba. Este enorme bloque de piqueros probablemente contaba con 15-20.000 hombres o más.

El ala izquierda estaba formada por otro bloque de piqueros. [D], alrededor de 1700 caballería ligera de Tesalia ligera [MI], y quizás 300-500 caballería pesada macedonia [F]. Un número de tropas ligeras - peltastas tracios y arqueros cretenses - quizás un total de 1000 hombres, cubrieron el ejército y el flanco izquierdo extremo # 8217 [GRAMO]. El príncipe Alejandro, de 17 años pero ya un comandante experimentado en el campo de batalla, estaba al mando de la izquierda macedonia y cabalgaba con los "Compañeros" macedonios de élite. [Parece que los Compañeros fueron controlados por los otros soldados de caballería, o por el extremo izquierdo de la falange.] La fuerza macedonia totalizó alrededor de 30.000 infantes y 2.000 jinetes.


Batalla de Chaeronea, 2 de agosto de 338 aC Despliegues iniciales
[La imagen es obra del autor y # 8217, basada en mapas de Grandes batallas del mundo helenístico
Por Joseph Pietrykowski (2012, Pen & amp Sword Books Ltd.)]

Ejército de Coalición Griego

El tamaño del ejército griego que se opone a los macedonios es otro campo de juego para los historiadores. Una de las fuentes de esta batalla dice que los griegos superaban en número a los macedonios por un amplio margen, mientras que la otra fuente dice que los dos ejércitos eran casi iguales. Una estimación moderna para los griegos defensores se ha fijado en unos 35.000. La mayoría de los soldados de las diversas ciudades estaban equipados como hoplitas, con la armadura pesada, el escudo grande, el casco y los 4-6 pies de largo. gallo lanza. [Una fuente afirma que los griegos tenían algo de caballería en la batalla, pero estos jinetes aparentemente no jugaron un papel importante en la batalla]. Toda la línea de batalla de la coalición griega, anclada en el oeste en las empinadas laderas del monte Petrachos, coronada por la acrópolis de la ciudad de Chaeronea, hasta las orillas pantanosas del río Kephissos a la izquierda, tenía aproximadamente una milla de longitud.


Típicos hoplitas griegos en formación, empuñando el gallo (lanza)
y llevando el aspis (escudo pesado de madera y bronce)

El ala izquierda estaba formada por las tropas atenienses. [H]. A diferencia de los macedonios, la mayoría de los atenienses eran nuevos reclutas, inexpertos y frágiles, o milicianos. Para muchos hoplitas atenienses, esta pelea sería la primera. No existen cifras para los diversos componentes del ejército griego, pero probablemente se puede suponer que los atenienses comprendían al menos un tercio del ejército (entre 10 y 12 000 hombres). [Entre la milicia en este día estaba el estadista y orador ateniense Demóstenes cuán apropiado & # 8230] Uno de los pocos generales mencionados en las fuentes es Chares, un comandante ateniense, que aparentemente no estaba bien considerado.

El centro del ejército griego estaba formado por varios contingentes de hoplitas de las ciudades del norte de Grecia que eran aliados de Atenas o Tebas. Incluían tropas de Acaya, Calcis, Corinto, Epidauro, Megara y Troezen, y probablemente algunas otras ciudades griegas más pequeñas. [I]. También es probable que el centro contuviera algunos mercenarios, pagados por los atenienses, para reforzar la destreza de combate de las tropas griegas menores. No hay enumeración de estas tropas, por lo que otra buena suposición sería posiblemente no más de quince o veinte por ciento del ejército (quizás 7-8000 hombres).

La mayor parte del ejército de la coalición griega era el ala derecha, compuesta en su totalidad por hoplitas de la cercana Tebas, quizás entre 15 y 18.000 [J]. Los tebanos tenían una historia militar de varios siglos (fueron mencionados en La Ilíada por Homero) y fueron una de las pocas ciudades-estado de Grecia que pudieron enfrentarse cara a cara con los espartanos. Los tebanos mantuvieron a su ejército bien entrenado, en tiempo de guerra o no, y fueron considerados en toda Grecia como soldados de primera clase. Anclando el flanco de extrema derecha de las fuerzas de la coalición griega estaba la "Banda Sagrada" tebana [K]. Se pensaba que originalmente eran guardias del templo, de ahí la parte "sagrada" de su unidad y la designación # 8217s. Estaba compuesto por 150 parejas de amantes, y algunos historiadores piensan que fueron tan feroces en la batalla porque intentaban proteger y / o impresionar a sus parejas.

Como un giro táctico adicional, los tebanos posicionaron a sus tropas ligeramente por detrás del resto de las fuerzas de la coalición (en la guerra clásica, esto se llama "rechazar el flanco"), presentando así una línea de batalla de aspecto ligeramente inclinado. [Al usar esta estrategia, los tebanos sin darse cuenta pusieron más presión sobre la mezcla de tropas aliadas griegas y mercenarios en el centro. Estos soldados estaban obligados a mantener conectada la línea de batalla de la coalición.]

Batalla de Chaeronea, primera fase


Batalla de Chaeronea, 2 de agosto de 338 a.C. Primera fase
[La imagen es obra del autor y # 8217, basada en mapas de Grandes batallas del mundo helenístico
Por Joseph Pietrykowski (2012, Pen & amp Sword Books Ltd.)]

Al amanecer ambos ejércitos comenzaron a desplegar sus soldados. Después de ver las disposiciones del ejército de coalición griego, el rey Felipe hizo algunos refinamientos en su propia línea de batalla. En consonancia con la posición del flanco derecho tebano, Felipe ordenó a su propio flanco izquierdo (comandado por su hijo Alejandro) que retrocediera un poco y esperara el momento en que tendría lugar el ataque decisivo de la batalla. [El rey sintió que Alejandro podía juzgar sabiamente cuándo ocurriría la crisis en el campo de batalla y actuar en consecuencia].

En algún momento a media mañana, el rey Felipe dio las órdenes a sus "hombres escogidos", hipaspistas, falangistas y tropas ligeras de su ala derecha para avanzar hacia los atenienses en el flanco izquierdo del ejército de coalición. Cuando los hombres de Felipe se acercaron al frente ateniense, los arqueros, jabalineros y peltastas avanzaron y comenzaron a acribillar al enemigo con misiles, buscando interrumpir la formación ateniense e incitándolos a atacar. A pesar de la desalentadora visión de la línea de picas, una formación más pequeña de hipaspistas y las tropas ligeras macedonias avanzando a un ritmo deliberado, la línea ateniense se mantuvo firme. [Considere el hecho de que las tropas atenienses estaban ubicadas a horcajadas en la carretera principal de Beoetia a Atenas ...]


Batalla de Chaeronea, 2 de agosto de 338 a.C. Segunda fase
[La imagen es obra del autor y # 8217, basada en mapas de Grandes batallas del mundo helenístico
Por Joseph Pietrykowski (2012, Pen & amp Sword Books Ltd.)]

Segunda fase

Finalmente, cuando los soldados macedonios estaban a unos cientos de metros de sus enemigos, el rey Felipe ordenó a sus hombres que cargaran contra el frente ateniense. Según las fuentes históricas, los atenienses y la fuerza de Felipe libraron una batalla larga y desesperada en la que, sorprendentemente, los atenienses se mantuvieron firmes y enorgullecieron a los fantasmas de sus antepasados ​​que lucharon en Maratón (490 a. C.).

Hasta este momento, el resto del ejército macedonio permaneció en su lugar. Mientras continuaba la lucha en la derecha macedonia, Alejandro ordenó al centro y al ala izquierda del ejército que avanzaran lentamente. Esta maniobra fue para mantener la presión sobre el ejército de coalición griego, incluidos los tebanos, manteniéndolos en su lugar y negando cualquier apoyo a los atenienses en apuros de la izquierda griega. Mientras tanto, el príncipe Alejandro siguió observando de cerca la continua lucha que se desarrollaba a una milla de distancia a través de la llanura, esperando el momento propicio para lanzar su ataque. [Sin duda, los macedonios no comprometidos estaban esforzándose por "lavar sus lanzas" en la sangre de las tropas de la coalición griega ...]

Tercera fase

Durante algún tiempo (las crónicas no lo dicen), los atenienses y los lacayos de élite de Felipe se pusieron cara a cara y lo golpearon bajo el caluroso sol de verano de Beocia, con el destino de Grecia colgando de un hilo. Finalmente, viendo que sus enemigos estaban cansados ​​y sedientos, Felipe dio una orden increíble: ¡Retírate!

Con toda la fuerza (y capacidad de actuación) que pudieron reunir, la derecha macedonia comenzó una retirada lenta y ordenada. Quizás un poco sorprendidos y eufóricos, los atenienses comenzaron una persecución igualmente desordenada. [Un general ateniense alentó a los hombres al decir: "¡No debemos dejar de presionarlos hasta que cerremos al enemigo en Macedonia!"] The ecstatic Athenians rushed forward, but were initially repelled by the back-pedaling Macedonian soldiers, keeping their formations with some difficulty.

This was the crisis of the battle with the Athenians pursuing the retreating enemy right, the allied formations in the center were presented with a dilemma. They had been instructed to keep in formation with the Athenian units to their left, or with the Theban phalanx to their right. Some of the Greek allies began shifting their line to the left, to remain in contact with the advancing Athenians These allied units, seeing the Athenian advance against the retiring Macedonians, followed their Greek fellows in a mad rush to contact the Macedonian center.


Battle of Chaeronea, August 2, 338 BC Third Phase
[Image is author’s work, based on maps from Great Battles of the Hellenistic World
By Joseph Pietrykowski (2012, Pen & Sword Books Ltd.)]

The remaining ally contingents struggled to remain in contact with the Thebans. [During this episode, one historian records one group of Greek allies fled the battlefield in fear and confusion.] The Thebans made some minor adjustments to their own line, but continued to “refuse their flank” to the rest of the Macedonians as yet uncommitted.

Shortly after this, King Philip made the move he was anticipating for several hours, which would trigger the final phases of the battle on the plain before Chaeronea.

Fourth Phase


Battle of Chaeronea, August 2, 338 BC Fourth Phase
[Image is author’s work, based on maps from Great Battles of the Hellenistic World
By Joseph Pietrykowski (2012, Pen & Sword Books Ltd.)]

After seeing that the Athenians were hot on his tail, King Philip gave the order for which his men had been anticipatng as the Macedonians reached a ridge several hundred yards north of their previous position, the Macedonian monarch ordered his “picked men” to halt, execute an about-face, and prepare to receive the charge of the Athenians. At the same moment, the Macedonian center, which had been falling back at the “onslaught” of the Greek allies, also reversed themselves and lined up beside their right wing. More shield-to-shield fighting ensured, except the Greek ally center ran into the bristling pikes of the Macedonian central phalanx. Very quickly, the Greek coalition forces began to loose heart, and the Macedonians began to grind away at the enemy. At that moment, the sound of thundering hooves attracted the attention of both armies…

Alexander and his Companion heavy cavalry, accompanied by the Thessalian cavalry, charged from their position on the left flank, and cut across the from of the left wing phalangists. They galloped toward the weak spot where about half of the Greek allies were still clinging to the left flank of the Theban hoplite phalanx. The Thessalians swept around and struck the Greek allies from the rear, while Alexander and the Macedonian heavy Companians struck the far left flank of the hodgepodge group of the allies.

After a short, sharp fight, the Macedonian horsemen completely destroyed the cohesion of the coalition ally hoplites, sending them fleeing southward. At this point, the remaining phalangists and light infantry of the Macedonian left began to advance on the Theban line, which was now thoroughly isolated from the rest of the army.

Final Phases

Alexander and his Companions and the Thessalian horsemen then began to pressure the extreme left of the Theban phalanx, shattering its cohesion as further hammerblows were applied by the phalangist of the Macedonian left wing. Soon, small groups of Theban hoplites were streaming to the rear hoping to escape the carnage of the battlefield.


Battle of Chaeronea, August 2, 338 BC Fifth Phase
[Image is author’s work, based on maps from Great Battles of the Hellenistic World
By Joseph Pietrykowski (2012, Pen & Sword Books Ltd.)]

There was one exception to the general panic of the Theban troops the Sacred Band, probably realizing the battle was lost and they had nothing to lose, advanced toward the Macedonian phalanx, under intense missile fire from the Macedonian light troops. At about the same time, Alexander and his Companions scattered the remaining Theban hoplites, and attacked the Sacred Band. [The chronicles are contradictory on which Macedonian units finished off the Sacred Band, either the phalangists or the Companion heavy cavalry. I lean toward the horsemen.] Before long, after heavy fighting, the Sacred Band was wiped out, nearly all its 300 men lying on the ground.


Battle of Chaeronea, August 2, 338 BC Final Phase
[Image is author’s work, based on maps from Great Battles of the Hellenistic World
By Joseph Pietrykowski (2012, Pen & Sword Books Ltd.)]

Despite the heavy, nearly all-day fighting, casualties were surprising light. The Greek coalition suffered about 2000 dead, with an additional 4000 captured. Macedonian losses were not enumerated, but would probably be termed “light”. Philip was harsh to the Thebans, forcing them to pay to ransom their prisoners. Athens, on the other hand, did not have to pay a ransom for their prisoners. [Philip may have hoped to curry favor with the Athenians, for he badly needed the city-state’s navy to support his attack on Persia.]

Footnote #1: With his victory on the plain before Chaeronea, Philip of Macedon was now the leading figures on the Greek peninsula. Rather than besieging either Athens or Thebes, he was surprisingly lenient with the two cities, and the rest of Greece. He needed allies for his forthcoming campaign against Persia. To that end, in 337 he founded the League of Corinth, with Macedon the “first among equals.” This coalition was the basis for the Macedonian invasion of Asia in 334.

Footnote #2: In the Roman period, the ‘Lion of Chaeronea’, an enigmatic monument on the site of the battle, was believed to mark the resting place of the Sacred Band. Modern excavations found the remains of 254 soldiers underneath the monument it is therefore generally accepted that this was indeed the grave of the Sacred Band, since it is unlikely that every member was killed.


Lion of Chaeronea


Alexander the Great

As soon as his rule was everywhere firmly established, Alexander began actively planning an invasion of Persia. With an army of just over 40,000 Macedonian and Greek troops, Alexander met the Persians in three major battles over a three year period. In each case the Macedonians were greatly outnumbered but prevailed everywhere due to superior tactics and generalship. Following each victory, Alexander spent a year consolidating his power and besieging a few fortified towns. His first victory, at Granicus , gained him all of Asia Minor. His second major battle, at Issus , opened up all of Syria, Mesopotamia, and ultimately Egypt. His final victory at Gaugamela crushed the last vestige of Persian power and opened up all of Central Asia. He continued his campaign in the eastern regions of the Persian Empire for several years after his victory at Gaugamela, but fought only local skirmishes rather than full-scale battles.

During the early years of Alexander's reign in Persia he tried to blend the Persian and Greek cultures to some extent, but his acceptance of some Persian customs caused resentment among some of his Greek generals. He preferred conquest to administration however, so in 326 embarked on another campaign which took him to the outer realm of the empire. He fought King Porus for control of northern India at the Battle of Hydaspes River , but his army refused to proceed when he tried to lead them into the Ganges Valley. They were exhausted after years of campaigning and wanted to return home. Disappointed, Alexander returned to Babylon. The final years of his life were considerably less creditable than his early years. He became paranoid and abrasive, and was responsible for the murder or assassination of several of his longtime friends and advisors. His death after an acute illness in 323 was certainly due to excessive drink and dissipation.

Since Alexander died without a clear plan of succession, his death resulted in a long series of wars between his generals for control of his kingdom. By the time of his death however, the process of "Hellenization", involving the introduction of Greek culture and learning into all the domains of the eastern Mediterranean was well along. Within 20 years of his death his empire had evolved into three long term empires, but all retained a Greco-Macedonian character in their administration.


Historia moderna

The Venetians conquered Athens from the Ottoman Empire in 1687. During the conflict for the control of the city, the Parthenon was accidently blown up and severely damaged. The building was then further sacked by the Venetians until they retreated a year later and was once again under Turkish dominion.

The city, much reduced, since the rule of the Ottoman Empire revolted in 1822, but it was once again captured by the Ottoman Turks. The Ottomans finally left Athens in 1833.

In 1832, the Great Powers that was made up by United Kingdom, Russian Empire and France founded an independent state of Greece. The appointed king was son of Ludwig II of Bavaria, king Othon of Greece. On 18 September 1835, Athens was elected capital of the country and numerous public buildings were constructed during this period.

After World War I, Greece, administered by Prime Minister Eleftherios Kyriakou, was promised new territory in Ottoman Turkey by some of the western Allies. This led to the Greco-Turkish War between 1919 and 1922.

The Turkish crushed the Greeks in Smyrna and as a result, the Greek and Turkish decided to exchange their population, forcing thousands of Greeks living in Turkey to move back to Greece and becoming refugees and vice versa. Most Greek citizens returned to Athens, creating a havoc in the city.

The 25 March 1924, after a turbulent past, the Republic was proclaimed. In 1936 Ioannis Metaxas became dictator of Greece until his death in 1941.

Although Metaxas applauded some of Mussolini’s ideals, he remained neutral when World War II broke out. The city was shortly afterwards occupied by the Italian troops, but were pushed out by the Greeks. In 1941, the German troops invaded Greece until 1944.

After the Second World War, many of the country’s rural population moved to Athens and the city grew rapidly.

In 1946, a civil war broke out between Left-wing supporters and the conservative government, supported by the British and the Americans. The conservatives eventually won.

In 1967 several colonels organized a coup d’état and enforced a dictatorship which ended in 1974.

In 1981, Greece became a member state of the European Union and in 2001, adopted the Euro as its official currency. Becoming a member state and the 2004 Olympic Games led to a great reform of the city and its main buildings.

Currently the city is the political, economical and cultural hub of Greece and one of the most popular tourist destinations.

Parthenon in Athens

Larger-Than-Life

The story of Alexander is told in terms of oracles, myths, and legends, including his taming of the wild horse Bucephalus, and Alexander's pragmatic approach to severing the Gordian Knot.

Alexander was and still is compared with Achilles, the Greek hero of the Trojan War. Both men chose a life that guaranteed immortal fame even at the cost of an early death. Unlike Achilles, who was subordinate to the great king Agamemnon, it was Alexander who was in charge, and it was his personality that kept his army on the march while holding together domains that were very diverse geographically and culturally.


Battle of Chaeroneia, c. 352 BC - History

Република Македонија
Republic of Macedonia

Macedonia capital

Macedonia anthem

"Денес над Македонија"
"Denes nad Makedonija"
"Today above Macedonia"

Independence of Macedonia

Macedonia area coverage

25,714 sq km
15,977.93 sq mi

Macedónio divisa

Macedonian Denar (since April 26, 1992)

Macedonia demographics

Macedonios 65%, Albanians 25%, Turks 3,9%, Roma 2,7% and Serbs 1,8%.

Languages spoken in Macedonia

macedónio 70%, Albanian 20%, Turkish, Serbo-Croat, Roma % Vlach 10%.

Religions in Macedonia

Macedonian Orthodox 64,7%, Muslim 33,3%, Catholic and other 2%.

Organization membership

United Nations - April 8 th , 1993
NATO - blocked by Greece *
EU - will be probably blocked by Greece *
Greek propaganda against Macedonia

About Macedonia

Republic of Macedonia represents a part of the entire region Macedonia (also known as Makedonija, Makedonia, Makedonya), a region that contains a great historical - geographical value, in southeastern Europe, in the south central part of the Balkan Peninsula. Macedonia covers about 68,451 sq km. The Republic of Macedonia covers about 25,713 sq km and slightly near than half of the region lies in northern Greece, 34,411 sq km. A small portion of the region belongs to Bulgaria, 6,798 sq km & 802 sq km belongs to Albania. Though mostly mountainous, the region also encompassed the valleys of the Bistrica (Halijakmon), Vardar (Axios) and Struma rivers, all of which drain into the Aegean Sea.

In the 8 th century BC the sense of becoming to one nation was improved and the ancient Macedonian tribes formed their ancient kingdom, ruled by Perdica 1 st . Philip 2 nd , (356-336 BC), led the kingdom into a period of growth and expansion. Philip 2 nd conquered the Greeks in 338 BC at the Chaeroneia battle and unified the Greek city-states with the Macedonian kingdom, and they lost their independence. Alexander the Great (336-323 BC), pursued his father's objectives and created a vast empire which stretched south into Egypt and across Persia (now known as Iran) to northwestern India. Culture and art flourished under Alexander's rule.

Alexander The Great, died in 323 BC, leaving the empire with no clear successor. Generals in the Macedonian army divided the empire into smaller kingdoms. These kingdoms continued to fight with each other for several decades until the year 215 BC. Starting in 215 BC Macedonia was assailed by the Romans in a series of three wars which lasted until 168 BC. In 148 BC the region became a Roman province. During the early Christian period the region was an important field for the missionary labors of Saint Paul the Apostle.

After the final division of the Roman Empire in AD 395 Macedonia became part of the Byzantine Empire. In the 6 th -7 th century the Slavs penetrated in the Byzantine empire in large numbers. The Slavic tribes, Berziti (Brsjaci), Smoljani, Dragoviti, Velegeziti, Sagudati, Rinhini, Strumjani that, settled on the territory of Macedonia mixed with the ancient population and created the Macedonian nation that exists even today. In the 9 th century the brothers from Solun (Salonica), Sts. Cyril & Methodius created the first Slavonic alphabet, known as "Glagolica". Their follower, St. Clement of Ohrid, who improved their work, was the founder the of first University of Slavic literacy, in Ohrid (city known as the European Jerusalem). Also, during this period the Archbishopric of Ohrid was established (which became the biggest church on the Balkan's). In 976 AD the medieval Macedonian state was established by the four brothers: David, Aaron, Moses and Samoil, with seat in Prespa & later in Ohrid. After it's fall in 1018, Macedonia was controlled by the Byzantine leader Vasilius 2 nd and later by the medieval rulers, as Strez, Dobromir Hriz, Alexi Slav, King Marko and others.

The Ottoman Turks ruled the region for 5 centuries, from 1371 to 1912. In 1767 they forbid the oldest church in the Balkans dating back to the 10 th AD, the Archbishopric of Ohrid, (which was restored in 1967 under the name Macedonian Orthodox Church). Their rule was followed by many uprisings: Karpoš in 1689, Neguš in 1822, Razlovci in 1876, Kresna 1878-79 and the Ilinden in 1903, that resulted with the famous ten days, Kruševo republic. The Internal Macedonian Revolutionary Organization (IMRO) was established in Solun (Salonica), in 1893, which goal was establishing an independent Macedonian state.

Unfortunately, after the Balkan Wars (1912-1913), Macedonia was divided among Greece (Aegean), Bulgaria (Pirin), Serbia (Vardar) and small regions were given to Albania (Mala Prespa, Pogradec and Golo Brdo). The division was confirmed, later at the Versailles peace treaty in 1919, after the 1 st world war. After this tragic event, the Macedonians were living under triple rule, having no rights of using their mother language and declaring themselves as Macedonians. After the 2 nd world war, in 1946 the Macedonians finally got their human rights by having own state, but only on Yugoslav south (in the Vardar part). Those who live in Aegean (Greece), Pirin (Bulgaria), Mala Prespa, Pogradec & Golo Brdo (Albania), still fight for their rights. Macedonia was the last of the Yugoslav republic's, that proclaimed independence on September 8 th 1991.


Phalanx formation

los phalanx formation is an Ancient Greek term for a block-like infantry formation. [1] The Greek hoplites (heavy infantry) were armed with spears, swords, or similar weapons. The mass of infantry marched forward as one entity against opponents. The system was used by city states, who often fought each other. Cavalry were rare, partly because horses were a scarce resource, and partly because the lack of space on valley floors in the Peloponnese left little room for cavalry manoeuvres. Later, the Macedonian phalanx was always supported by cavalry in the conquests of Alexander the Great.

Early battles with the phalanx usually resulted in similar formations pushing against each other until one broke. The potential of the phalanx to do more was shown at the Battle of Marathon (490 BC). Facing the huge army of Darius I, the Athenians thinned out their phalanx and lengthened their front to avoid being outflanked. However, even a reduced-depth phalanx proved unstoppable to the lightly armed Persian infantry. After routing the Persian wings, the hoplites on the Athenian wings wheeled inwards, destroying the elite troop at the Persian centre. This was a crushing victory for Athens. Throughout the Greco-Persian Wars the hoplite phalanx continued to defeat the Persian infantry (e.g. the battles of Thermopylae and Plataea).

Perhaps the best example of the phalanx's flexibility was the oblique advance made in the Battle of Leuctra. There, the Theban general Epaminondas thinned out the right flank and centre of his phalanx, and deepened his left flank to an unheard-of 50 men deep. This reversed the convention by which the right flank of the phalanx was strongest. The new arrangement allowed the Thebans to assault in strength the elite Spartan troops on the right flank of the opposing phalanx. Meanwhile, the centre and right flank of the Theban line were echeloned back, from the opposing phalanx, keeping the weakened parts of the formation from being engaged. Once the Spartan right had been routed by the Theban left, the remainder of the Spartan line also broke. Thus by heading with the powerful wing, Epaminondas was able to defeat an enemy previously thought invincible.

Philip II of Macedon spent several years in Thebes as a hostage, and paid attention to Epaminondas' innovations. When he got home he raised a revolutionary new infantry force, which was to change the face of the Greek world. Phillip's phalangites were the first force of professional soldiers in Ancient Greece (apart from Sparta). They were armed with much longer spears and were drilled more thoroughly in more complex tactics and manoeuvres. More importantly, though, Phillip's phalanx was part of a multi-faceted, combined force that included a variety of skirmishers and cavalry, most notably his famous Companion cavalry.

The Macedonian phalanx now was used to pin the centre of the enemy line, while cavalry and more mobile infantry struck at the foe's flanks. Its supremacy over the more static armies fielded by the Greek city-states was shown at the Battle of Chaeronea, where Philip II's army crushed the allied Theban and Athenian phalanxes.


Ver el vídeo: Battle of Chaeronea, 338 BC Philip u0026 Alexander take on the Greek Coalition (Mayo 2022).