Noticias

Túnel a dos cámaras previamente desconocidas encontradas en templo alcalde mexicano

Túnel a dos cámaras previamente desconocidas encontradas en templo alcalde mexicano


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

En febrero de 1978, un grupo de trabajadores de una empresa eléctrica ubicaron una escultura monumental en medio de la Ciudad de México. Su descubrimiento y excavación marcaron un antes y un después en el estudio de la cultura mexicana.

A partir de ese momento, las autoridades decidieron crear el Proyecto Templo Mayor. Un proyecto a través del cual se ha podido realizar el estudio del edificio principal de los antiguos aztecas / mexicas así como otras importantes estructuras que conformaban el centro ceremonial de Tenochtitlán, área también conocida como el Recinto Sagrado.

Presentamos el nuevo hallazgo

Desde su fundación por Eduardo Matos Moctezuma, la investigación in situ ha sido continua y ha habido muchos descubrimientos. El resultado de la investigación sostenida es el nuevo hallazgo, que consiste en un pasillo estrecho que conduce al centro de la plataforma circular conocida como el Cuauhxicalco. Este túnel también conduce a dos cámaras laterales, en las que los arqueólogos sospechan que podría haber restos de algunos importantes gobernantes mexica.

El 30 de noviembre, investigadores del Proyecto Templo Mayor (PTM) y el Programa de Arqueología Urbana (PAU), participaron en la primera mesa redonda de Tenochtitlán al pie del Templo Mayor: Excavaciones y estudios recientes. Fue Leonardo López Luján, director de las últimas cinco temporadas de excavaciones del PTM, quien anunció el reciente descubrimiento de un túnel de 8,38 metros (27,5 pies) de largo, 45 centímetros (17,7 pulgadas) de ancho y medio metro (1,6 pies). de altura, que conduce al centro de la Cuauhxicalco: estructura circular en la que, según fuentes históricas, los cuerpos de Tlatoanis (reyes o portavoces) fueron incinerados.

Detalle del Cuauhxicalco: estructura en la que, según fuentes históricas, se incineraron los cuerpos de tlatoanis (reyes). También es la ubicación del túnel recién descubierto. ( Miriam G. Marín C. / MTM-INAH )

Historia del descubrimiento

Según información publicada por El Sol de México, durante las excavaciones de 2013 en el lado norte del Cuauhxicalco, miembros del PTM descubrieron una pesada losa de andesita. Después de mover la losa de tres toneladas, encontraron un gran recipiente destinado a las ofrendas, que había sido llenado con las piedras de un muro derribado.

  • Los obsequios de sacrificio encontrados en el templo azteca en México presentan un tesoro de diversas especies
  • Arqueólogos descubren un estante de trofeos de cráneo humano azteca en un templo de México
  • Misterios oscuros de las profundidades: antiguos buceadores y sus peligrosos viajes
  • La rueda del calendario azteca y la filosofía del tiempo

En su interior también descubrieron restos óseos de niños de entre 5 y 7 años, un par de cráneos junto con sus tres primeras vértebras cervicales y los huesos de una mano y dos pies. Además, había braseros, cuchillos de sacrificio, huesos de águila y artefactos dorados.

El hallazgo se hizo público el 30 de noviembre, durante la primera mesa redonda del "Tenochtitlán al pie del Templo Mayor: Excavaciones y estudios recientes". ( OEMENLINEA)

Sin embargo, el arqueólogo Tomás Cruz también notó que el muro sur parecía ocultar un pasaje. Así describió López Luján la situación:

"Al soltar un poco de tierra y piedra, supimos que el pasaje conducía directamente al corazón de Cuauhxicalco. En el interior había dos muros de mampostería que parecían sellar dos antiguos accesos. Por lo que dicen las fuentes sobre el Cuauhxicalco, era un funerario edificio, lo que nos llevó a especular que detrás de estos muros puede haber dos pequeñas salas que podrían contener los restos incinerados de algunos gobernantes tenochcas, quizás incluso de Moctezuma I y sus sucesores, Axáyacatl y Tizoc, considerando las fases constructivas reflejadas en el edificio ".

Por su parte, la directora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Teresa Franco, remarcó que la capital del antiguo imperio mexica sigue siendo investigada y analizada por integrantes de los programas arqueológicos en excavaciones en gran parte del Recinto Sagrado. .

Sillar tallado de Cuauhxicalco, Templo Mayor, Ciudad de México. ( Miriam G. / MTM-INAH )

Tampoco pudo evitar recordar los hechos de febrero de 1978, cuando el descubrimiento liderado por Matos Moctezuma provocó un cambio de forma y sustancia a las investigaciones arqueológicas realizadas en el centro de la Ciudad de México. 38 años después, en la exploración de la doble pirámide dedicada a los dioses Huitzilopochtli y Tlaloc:

"En total la investigación ha encontrado más de treinta edificios religiosos, construcciones que se asocian a pequeños santuarios, esculturas, pinturas, murales y ofrendas que han enriquecido el patrimonio patrimonial del pueblo mexicano. .”

Las excavaciones en el túnel y las cámaras continuarán en 2016.

Imagen de portada: Parte del túnel recién descubierto. ( Notimex / 24-horas.mx )

Autor: Mariló TA

Este artículo se publicó por primera vez en español en https://www.ancient-origins.es/noticias-historia-arqueologia/descubierto-t%C3%BAnel-templo-mayor-m%C3%A9xico-que-conduce-dos-nuevas-c%C3%A1maras- subterr% C3% A1neas-003129 # sthash.1oLQaUUj.dpuf y ha sido traducido con permiso.


¿Niños decapitados encontrados en un pasaje que conduce a misteriosas cámaras selladas & # 8211 puerta de entrada a la tumba secreta de la realeza azteca?

El antiguo pueblo azteca era conocido por los sacrificios humanos a sus dioses, y el objetivo de los arqueólogos era descubrir los lugares de sacrificio. Pero otro objetivo ha sido descubrir el sitio donde los investigadores creen que los líderes aztecas fueron incinerados durante el período de 1325 a 1521.

Los científicos creen que pudieron haber encontrado un sitio así durante una excavación en la Ciudad de México. Han encontrado un pasaje en forma de túnel que conduce a dos cámaras selladas. A lo largo de esos túneles hay cráneos de niños. También hay huesos de manos y pies cerca de los cuchillos que se sabe que se han utilizado específicamente para sacrificios. Los arqueólogos dicen que los niños tenían entre cinco y siete años. Las cabezas incluían las tres primeras vértebras, lo que sugeriría que probablemente fueron decapitadas.

Los historiadores creen que en la cultura azteca, se tenía que hacer un sacrificio de sangre para pagar una deuda de sangre. Si bien la mayoría de las veces eran animales los que se sacrificaban, a veces los aztecas también sacrificaban humanos, primero cortando el corazón de la víctima y luego arrojándolos por las escaleras del templo.

El pasaje de la Ciudad de México se encontró en las ruinas del Templo Mayor. Este hallazgo podría ser el salto que esperaban los arqueólogos. Parece que sus teorías de la cremación pueden haber estado cerca de la marca, ya que los pasajes y túneles conducían a una plataforma circular donde podría haber tenido lugar la cremación. Cuando se encontró el túnel por primera vez en 2013, estaba cubierto por una roca de tres toneladas. El pasaje podría ser significativo ya que allí se encontró una caja hueca con ofrendas. Cuando se abrió, se encontró que la caja contenía piezas de oro y huesos de águilas, así como partes de huesos de bebés.

El pasadizo fue visto por exploradores españoles en 1521 durante la Conquista, y dejaron documentos que sugerían que era un lugar donde se quemaron los restos de los líderes. El Templo Mayor fue uno de los lugares más importantes de la capital azteca, Tenochtitlan, por lo que es razonable que este sea el lugar donde se llevaron a cabo las cremaciones.

Vista del Templo Mayor y los edificios circundantes. fuente

Los arqueólogos comenzaron a usar el radar para detectar características subterráneas, comenzando en un sitio prometedor que contenía un dios azteca tallado. A lo largo de los años, han estado buscando interminablemente el pasadizo, sin embargo, la popularidad de otras búsquedas ha atraído mucha atención y ha concentrado la exploración en otras áreas. Cualquier artefacto encontrado durante cualquier excavación trae un gran orgullo a las ciudades mexicanas. De hecho, el país todavía está buscando un tocado de plumas especial y espera que algún día los arqueólogos lo encuentren.

Los arqueólogos tienen que esperar hasta 2016 para excavar los túneles, pero anticipan algo significativo si las dos cámaras se conectan y encuentran restos o cenizas que finalmente prueben su teoría de la cremación. El arqueólogo principal de la excavación espera que uno de los restos sea de Moctezuma I, quien fue el segundo emperador y gobernó desde 1440 hasta 1469. Durante ese tiempo, se enfrentó y sucumbió a Hernán Cortés.

Los historiadores admiten que los arqueólogos a lo largo de los años seguirán pasando un momento particularmente difícil en esta área hasta que aprendan más sobre lo que están buscando. Las excavaciones anteriores solo han intensificado la teoría de un sitio de cremación significativo, pero hasta que se sepa más allí, no hay garantía de que estén buscando en las áreas correctas.


Misteriosas cámaras selladas y n. ° 038 vírgenes descubiertas en antiguas ruinas aztecas

La fecha era 1497 y el emperador, Ahuitzotl, se encontraba en el Recinto Sagrado del gran templo Templo Mayor, construido en el centro de la capital maya, Tenochtitlán.

Acababa de completar la sexta serie de renovaciones importantes del templo; ahora tenía cuatro terrazas inclinadas, lo que le daba una silueta similar a las pirámides de Egipto. En la parte superior de las terrazas, en lugar de una punta afilada, había una plataforma enorme que medía aproximadamente 100 por 80 pies. Construidos en la plataforma había dos santuarios, uno dedicado al dios del agua, Tlaloc, y el segundo al dios de la guerra y del sol, Huitzilopochtli.

Cada santuario tenía un par de cientos de pies de altura y estaba custodiado por braseros que contenían llamas eternas, y había estatuas de guardianes allí para proteger el santuario. Había dos escaleras, una para cada santuario, que se elevaban desde una intimidante cabeza de serpiente en la base del templo y terminaban frente a los santuarios.

Todo el edificio estaba cubierto de estuco y bellamente pintado. Frente al templo principal había un templo circular dedicado a Quetzalcoatl, el dios serpiente que tenía plumas en lugar de escamas.

El Emperador estaba excepcionalmente orgulloso de este santuario dedicado a importantes deidades aztecas, y dio instrucciones para que comenzara la dedicación del templo. Los sacerdotes comenzaron a guiar a las víctimas de los sacrificios por las empinadas escaleras y en la parte superior, cada víctima fue colocada sobre un altar y su pecho fue desollado para que el sacerdote pudiera arrancar su corazón todavía latiendo de su pecho para alzarlo en ofrenda a los dioses.

Luego, el cuerpo fue arrojado por las escaleras. Pronto las escaleras se inundaron de sangre y los cuerpos de las víctimas. Aún así, la fila de prisioneros de guerra se extendía a lo largo del Recinto Sagrado y subía las escaleras al final de la ceremonia de dedicación, más de 4.000 personas habían perdido la vida en sacrificios rituales.

Ahuitzotl estaba feliz y estaba seguro de que los dioses estaban complacidos y de que su mundo de ciudades cuidadosamente planificadas, agua corriente, saneamiento refinado que incluía baños diarios y magníficos templos sería seguro para las generaciones venideras. Lamentablemente, este no fue el caso. En 1519, bajo el gobierno del sobrino de Ahuitzotl, Moctezume II, llegaron los conquistadores españoles liderados por Cortés.

La desaparición de las tierras aztecas se trazó en las estrellas. Los españoles se habían abierto camino desde la costa y en el camino reunieron un vasto ejército de enemigos aztecas, que optaron por luchar del lado de los españoles. Los españoles quedaron asombrados por el tamaño de la ciudad capital azteca, que fue construida en una zona pantanosa. Se erigieron edificios sobre pilotes de madera clavados en los canales de tierra blanda y abundaba el agua.

La vista debe haberles recordado a los españoles a Venecia, ya que el tamaño y la magnificencia de la ciudad seguramente deben haber rivalizado con los de la gran ciudad europea. La ciudad no solo era una vista magnífica, sino que allí, en el corazón mismo de Tenochtitlán, se encontraba el Recinto Sagrado que encierra sus setenta y ocho edificios sagrados y está dominado por el magnífico Templo Mayor.

Los españoles fueron bienvenidos por Moctezuma, y ​​los aztecas pagaron generosamente para evitar que los españoles arrasaran la ciudad. Los aztecas, en el verano de 1521, se levantaron contra los españoles y los expulsaron de la ciudad. Los españoles se quedaron una vez más contemplando la ciudad desde las marismas, pero esta vez habían dejado atrás a sesenta y dos de sus compatriotas y, como escribió Bernal Díaz en su diario, “volvió a sonar el lúgubre tambor de Huichilobos, acompañado de caracolas, cuernos e instrumentos con forma de trompeta.

Fue un sonido aterrador, y cuando miramos el taco alto de donde provenía, vimos a nuestros compañeros que habían sido capturados en la derrota de Cortéz & # 8217 siendo arrastrados escaleras arriba para ser sacrificados.

Cuando los habían subido a una pequeña plataforma frente al santuario donde guardaban sus ídolos malditos, los vimos poner plumas en la cabeza de muchos de ellos y luego los hicieron bailar con una especie de abanico frente a los huichilobos.

Luego, después de haber bailado, los sacerdotes los acostaron de espaldas sobre unas piedras estrechas de sacrificio y, abriéndoles el pecho, sacaron sus corazones palpitantes que ofrecieron a los ídolos que tenían delante ”.

Durante este levantamiento fue asesinado Moctezuma. Poco después, la ciudad cayó en manos de los españoles y el Templo Mayor fue arrasado. Las piedras se utilizaron luego para construir la catedral española, la Catedral Metropolitana de la Asunción de María, en el sitio.

Los españoles no se dieron cuenta de que había seis versiones anteriores del templo enterradas bajo tierra. Los aztecas supervivientes fueron diezmados, algunos fueron pasados ​​por la espada, pero la mayoría mediante la introducción de enfermedades como la viruela, contra las cuales los aztecas no tenían inmunidad.

Se ha trabajado muy poco en los tiempos modernos para intentar excavar los templos antiguos. Se realizaron algunos trabajos superficiales a fines del siglo XIX, y las excavaciones arqueológicas que tuvieron lugar a mediados del siglo XX fueron consideradas irritantes por los residentes en el área alrededor del antiguo templo.

Solo en los últimos veinticinco o treinta años se ha intentado una investigación sistemática, que comenzó con el descubrimiento de un disco de piedra de ocho toneladas que había sido magníficamente esculpido con frisos que representaban las extremidades dispersas de la diosa azteca de la luna Coyolxauhqui.

Después de este descubrimiento, el presidente mexicano firmó un decreto que otorga al arqueólogo de nombre maravilloso, Eduardo Matos Moctezuma, permiso para excavar alrededor del templo.

Demolió varias casas antiguas y encontró un tesoro de artefactos aztecas que ahora residen en el Museo del Templo Mayor. Si bien el trabajo de investigación realizado en el templo ha brindado a los arqueólogos y paleontólogos una visión asombrosa de la vida y la época del pueblo azteca, todavía existe una omisión evidente.

Nadie ha descubierto jamás la tumba de ninguno de los gobernantes aztecas. Está bien documentado que no menos de siete gobernantes vivían en la antigua ciudad de Tenochtitlan, pero no se han encontrado tumbas ceremoniales para ningún gobernante.

En 2013, los académicos localizaron un túnel oculto y, al seguirlo, desenterraron un pasaje que conduce a una plataforma ceremonial llamada Cuauhxicalco. La información obtenida de informes antiguos indica que se utilizó un Cuauhxicalco para quemar los cadáveres de los gobernantes aztecas.

Los arqueólogos también encontraron dos cámaras selladas que, se espera, se revelarán como las cámaras funerarias de dos gobernantes aztecas. Estas cámaras se abrirán y estudiarán en los próximos meses, aunque los eruditos advierten que no tienen pruebas de que estas cámaras contengan los restos incinerados de los reyes.

El pueblo azteca aún vive en México y sus rostros se pueden ver en las calles de la capital. Las revelaciones de las habilidades y el alto grado de civilización que disfrutaron sus antepasados ​​son un testimonio de estos pueblos ancestrales.

Sí, podemos ver con desdén la práctica del sacrificio humano, pero los aztecas no estaban solos en esta práctica; muchos estados europeos tienen prácticas similares alojadas en su historia. A medida que avanza la investigación sobre este templo, estamos seguros de descubrir muchos más hechos asombrosos sobre un pueblo que lideró el hemisferio sur en términos de civilización y educación durante cientos de años.


  • Se descubrió una tumba inusualmente grande en el antiguo sitio maya de Xunantunich en el oeste de Belice
  • Contenía a un hombre de 20 a 30 años que parece haber sido parte de la familia real gobernante de la ciudad.
  • Flanqueando las escaleras a la tumba había tres paneles jeroglíficos a los que pueden faltar partes de un conjunto más grande.
  • Revelan la identidad de un gobernante previamente desconocido que formó parte de la notoria Dinastía de las Serpientes.

Publicado: 11:08 BST, 12 de agosto de 2016 | Actualizado: 18:32 BST, 12 de agosto de 2016

Eran gobernantes de una misteriosa dinastía que se alzó para dominar gran parte del mundo maya antiguo hace unos 1.500 años.

Pero un nuevo descubrimiento, escondido en una tumba real en las antiguas ruinas mayas de Xunantunich en el oeste de Belice, promete revelar un nuevo capítulo en la historia de la poderosa Dinastía Serpiente.

Los arqueólogos han descubierto paneles jeroglíficos clave perdidos de una de las ciudades leales a la poderosa Dinastía Serpiente y revelan la identidad de un gobernante previamente desconocido en un período clave en el ascenso al poder de la familia.

Los arqueólogos han descubierto una tumba inusualmente grande dentro de una pirámide (en la foto) en las ruinas de Xunantunich en Belice. Junto a las escaleras que conducen a la tumba, encontraron tres paneles jeroglíficos (cubiertos por una pantalla verde a la izquierda y una lona azul a la derecha) que parecen ser piezas perdidas de otro sitio que cuenta la historia de la dinastía de las serpientes en Belice.

AGUA Y MUERTOS

Los arqueólogos han descubierto un túnel de agua subterráneo en las profundidades del imponente Templo de las Inscripciones en las ruinas mayas de Palenque en México.

La pirámide escalonada de 115 pies de altura alberga la tumba del antiguo gobernante Pakal.

Creen que la tumba y la pirámide, que fueron construidas entre 683 d.C. y 702 d.C., fueron construidas a propósito sobre un manantial para permitir que el agua fluyera debajo de la pirámide.

El túnel pudo haber sido construido para ayudar a llevar el espíritu de Pakal al inframundo en el agua que pasaba por debajo de su cámara funeraria.

El descubrimiento promete proporcionar nuevos conocimientos sobre el propósito del templo y las creencias de los antiguos mayas.

Se descubrió un túnel de agua similar en Teotihuacan, cerca de la Ciudad de México.

Los investigadores encontraron la tumba, que puede estar entre las más grandes que se encuentran en Belice, en las ruinas de Xunantunich, una ciudad en el río Mopan que fue un centro ceremonial que estuvo en su apogeo entre 600-890 DC.

En el interior se encontraban los restos de un misterioso miembro masculino de la familia real de Xunantunich que murió entre los 20 y los 30 años.

Un estudio de los restos sugiere que era atlético y musculoso. Su cuerpo había sido puesto en el suelo de la tumba de espaldas con la cabeza apuntando hacia el sur.

Junto a su cuerpo había 36 vasijas de cerámica, un collar de cuentas de jade, hojas de piedra y huesos de jaguares y ciervos.

Pero quizás lo más emocionante es que los arqueólogos también encontraron tres paneles jeroglíficos en los flancos de la escalera central que conduce a la cima del templo que contiene la tumba.

Se cree que los paneles son parte de una escalera jeroglífica que se erigió originalmente en Caracol, a unas 26 millas (42 km) al sur de Xunantunich.

El Dr. Jaime Awe, antropólogo de la Universidad del Norte de Arizona que dirige el equipo que hizo el descubrimiento, dijo: “Los textos de los dos paneles son en la actualidad fascinantes epigrafistas mayas de Europa y América.

"Los epigrafistas mayas sostienen que la escalera jeroglífica fue encargada por el gobernante de Caracol, Lord K'an II, para registrar su derrota del sitio de Naranjo".

"Varios años más tarde, en el 680 d. C., Naranjo derrota a Caracol y, como parte de su venganza, se cree que desmanteló la Escalera Jeroglífica y la llevó a Naranjo, donde luego se volvió a montar".

Sin embargo, parece que cuando los paneles se volvieron a montar en Naranjo en un orden revuelto, faltaban algunas secciones, lo que significa que la historia tenía poco sentido.

Algunos expertos creen que esto fue hecho deliberadamente por la gente de Naranjo para distorsionar la historia de sus rivales.

Los arqueólogos han descubierto uno de los paneles faltantes en un sitio río arriba de Xunantunich, llamado Ucanal. Otro fragmento fue encontrado en Caracol.

Pero el Dr. Awe dijo que se cree que los paneles encontrados fuera de la tumba en Xunantunich representan dos paneles más que faltan.


Expertos en México: pasaje puede llevar a la tumba del gobernante azteca

Turistas visitan el sitio arqueológico del Templo Mayor en la Ciudad de México, el martes 1 de diciembre de 2015. Arqueólogos mexicanos han descubierto, en el sitio arqueológico, un largo túnel que conduce al centro de una plataforma circular donde se cree que los gobernantes aztecas fueron incinerados. Se cree que los aztecas incineraron los restos de sus líderes durante su gobierno de 1325-1521, pero nunca se ha encontrado el lugar de descanso final de las cenizas. (Foto AP / Eduardo Verdugo)

Un arqueólogo mexicano dijo que su equipo ha encontrado un pasadizo en forma de túnel que aparentemente conduce a dos cámaras selladas, el último capítulo en la búsqueda de la tumba aún no descubierta de un gobernante azteca.

Se cree que los aztecas incineraron los restos de sus líderes durante su gobierno de 1325-1521, pero nunca se ha encontrado el lugar de descanso final de las cenizas. Expertos externos dijeron el martes que el hallazgo en el complejo de ruinas del Templo Mayor de la Ciudad de México sería significativo.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia dijo el lunes que un equipo dirigido por el arqueólogo Leonardo López Luján había descubierto un túnel de 8,4 metros (27 pies) de largo que conducía al centro de una plataforma circular donde se creía que los gobernantes muertos eran incinerados.

La boca del túnel fue sellada por una losa de roca de 3 toneladas. Cuando los expertos lo levantaron en 2013, encontraron un espacio vacío marcado por ofertas tanto ricas como espeluznantes.

En una caja de ofrendas se encontraron adornos de oro y huesos de águilas y niños. Se encontraron dos cráneos de niños de entre cinco y siete años con las tres primeras vértebras, lo que sugiere que pudieron haber sido decapitados. También se encontraron el tipo de cuchillos de piedra utilizados en los sacrificios humanos, así como una mano y huesos de dos pies.

Pero un investigador detectó indicios de que un pasadizo parecía conducir más profundamente a la plataforma ceremonial, conocida como Cuauhxicalco (kwow-she-KAL-koh), donde los relatos escritos posteriores a la conquista española de 1521 indicaban que los restos de los gobernantes fueron quemados.

El pasadizo resultó tener unos 45 centímetros (18 pulgadas) de ancho y 1,5 metros (5 pies) de alto.

"Una vez que se excavaron las rocas y la tierra, vimos que conducía directamente al corazón del Cuauhxicalco", dijo López Luján. "Al final (del pasillo), hay lo que parecen ser dos entradas antiguas que habían sido selladas con mampostería".

Sería un lugar lógico para los restos de los gobernantes: el sitio del Templo Mayor era el complejo de templos más importante de la capital azteca, conocido como Tenochtitlán, pero los arqueólogos mexicanos han estado buscando en vano las tumbas durante años.

En 2007, los arqueólogos que utilizaron un radar de penetración del suelo detectaron cámaras subterráneas directamente debajo de un enorme monolito de piedra tallado con una representación de Tlaltecuhtli (tlahl-tay-KOO-tlee), el dios azteca de la tierra. En ese momento, López Luján sospechaba que la tumba de un emperador podría estar debajo. Pero no se encontró ninguno, a pesar de la presencia de ricas ofrendas.

Cualquier artefacto vinculado a un emperador traería un tremendo orgullo a México. El país ha buscado sin éxito recuperar artefactos aztecas como el "escudo de Ahuizotl" adornado con plumas y el "tocado de Montezuma" del Museo de Etnología de Viena, Austria.

Pero López Luján está siendo cauteloso y dice que la presencia de tumbas al final del pasillo recién descubierto es simplemente una teoría que podría estar equivocada. Las entradas bloqueadas se excavarán a partir de 2016.

“Lo que estamos especulando es que detrás de estas entradas selladas podría haber dos pequeñas cámaras con los restos incinerados de algunos gobernantes de Tenochtitlán, como Moctezuma I y sus sucesores, Axayacatl y Tízoc, dada la datación relativa de las construcciones circundantes”. López Lujan dijo.

Moctezuma I, el segundo emperador azteca, gobernó desde aproximadamente 1440 hasta 1469. Moctezuma II fue el emperador que se enfrentó por primera vez a Hernán Cortés y sucumbió a él.

El Dr. Michael E. Smith, profesor de antropología en la Universidad Estatal de Arizona que no participó en la excavación, dijo que "Leonardo conoce la arqueología y la etnohistoria mejor que nadie, y no es de los que se atreven ni hacen afirmaciones fantásticas para obtener publicidad. Por tanto, creo que su predicción es razonable ".

"La falta de entierros reales en Tenochtitlan es un misterio de larga data", dijo Smith. "Pero la prueba está en el pudín. ¿Qué encontrarán cuando continúe la excavación?"

La arqueóloga de la Universidad de Florida Susan Gillespie, que tampoco participó en el proyecto, escribió que el hallazgo "podría ser bastante significativo".

"Tenemos fotografías de los documentos del siglo XVI de los cadáveres envueltos de los reyes. Sus" cenizas "deberían estar en algún lugar de las inmediaciones del Templo Mayor según los documentos, pero no se puede esperar una gran cámara funeraria como fue el caso de los primeros reyes mayas. ", escribió Gillespie. Algunos líderes mayas, como el gobernante de Palenque, Pakal, fueron enterrados en suntuosas criptas o ataúdes de piedra.

Si bien es poco probable que la tumba sea tan grande como el sarcófago de piedra elaboradamente tallado de Pakal, en el que se encontraron sus restos esqueléticos, es difícil decir qué se encontraría en una tumba real azteca.

"No es sorprendente que estas cenizas aún no se hayan encontrado o identificado", escribió Gillespie. "Los arqueólogos no saben muy bien lo que están buscando".


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Las esferas están hechas de arcilla y tienen una circunferencia de 1.5 a 5 pulgadas.

Obtienen su color amarillo de un material llamado jarosita.

El arqueólogo principal Sergio Gómez explicó que las esferas parecen estar hechas de metal porque la jarosita se forma por oxidación de pirita, que es un mineral metálico también conocido como Fool's Gold.

También se encontró que las paredes de la cámara estaban espolvoreadas con pirita, lo que le daba la apariencia de una habitación de oro.

Por lo tanto, los arqueólogos piensan que los orbes habrían sido utilizados por "personas de alto rango, sacerdotes o incluso gobernantes" para realizar rituales dentro de los túneles.

Aunque, el equipo admite qué papel desempeñaron en estos rituales y qué significaron estos rituales sigue siendo un misterio.

El equipo del Instituto Mexicano ha estado usando el robot durante meses para explorar los túneles debajo del célebre templo, también conocido como el Templo de Quetzalcoatl.

Explorador: este robot pudo haber hecho un descubrimiento trascendental en un túnel de 2000 años en México

Fue la primera imagen transmitida por el robot en las profundidades del templo antiguo.

La estructura social de Teotihuacan sigue siendo un misterio después de casi 100 años de exploración arqueológica en el sitio

¿QUÉ ERA TEOTIHUACAN?

Teotihuaca significa 'el lugar donde los hombres se convierten en dioses'.

Se cree que el sitio es un cementerio.

El pueblo de Teotihuacan adoraba a ocho dioses y era conocido por realizar sacrificios humanos.

La antigua ciudad fue fundada hace 2.500 años y una vez fue una de las ciudades más grandes de la Tierra con más de 100.000 habitantes; la Tierra en este momento solo albergaba a 200 millones de personas.

La ciudad fue totalmente abandonada en el año 700 d.C. y se sabe muy poco sobre la civilización o qué causó el éxodo masivo.

El templo se encuentra a unas 37 millas al norte de la Ciudad de México y el sitio alberga los restos de la ciudad prehispánica de Teotihuacan en la Cuenca de México.

Es mejor conocido por las imponentes pirámides de la luna y el sol.

A principios de este año, el equipo y el robot de control remoto encontraron tres pasajes inexplorados.

Solo se esperaba encontrar uno.

El descubrimiento de los pasajes ocultos y los orbes dorados podría ser muy importante.

En 2010, los expertos dijeron que el descubrimiento de una tumba sería significativo porque la estructura social de Teotihuacan sigue siendo un misterio después de casi 100 años de exploración arqueológica en el sitio.

Cuando la civilización fue abandonada, casi 50.000 objetos de alto valor, incluidos jade, piedra, conchas y cerámica, como vasos de precipitados de cerámica, fueron arrojados al túnel porque estaba cerrado.

El vehículo de control remoto está equipado con cámaras de video y un brazo mecánico para despejar obstáculos a su paso mientras maniobra a través del estrecho pasillo.

Los turistas miran la zona arqueológica del Templo de Quetzalcóatl a unas 37 millas al norte de la Ciudad de México.

Este mapa muestra las cámaras del túnel, que se encuentran debajo del Templo de la Serpiente Pluma, según lo trazó el escáner láser. Los arqueólogos solo esperaban encontrar una cámara, pero el robot descubrió tres habitaciones ocultas.

Nunca se ha encontrado ninguna representación de un gobernante, o la tumba de un monarca, lo que distingue a la metrópoli de otras culturas prehispánicas que deificaron a sus gobernantes.

Las excavaciones verticales que comenzaron en 2009 para llegar a la boca del túnel sugieren que se trataba de la tumba de un gobernante, afirma Gómez.

"Creo que el túnel fue el elemento central, el elemento principal alrededor del cual se construyó el resto del centro ceremonial", dijo Gómez. "Este era el lugar más sagrado".

'Existe una alta posibilidad de que en este lugar, en la cámara central, podamos encontrar los restos de quienes gobernaron Teotihuacan', agregó.

El arqueólogo Sergio Gómez del Instituto Nacional de Antropología e Historia explica los desarrollos a los medios

El robot se ve cerca de la entrada de un túnel en la zona arqueológica. Después de meses de exploración, podría haber hecho un descubrimiento trascendental.


El pasaje secreto de Tenochtitlan puede conducir al rey azteca

Un pasaje SECRETO que conduce a dos cámaras selladas tiene a los arqueólogos mexicanos con la esperanza de haber encontrado finalmente la tumba de un emperador azteca perdido hace mucho tiempo.

Cámaras ocultas. El sitio arqueológico, el Templo Mayor, en la Ciudad de México. Fuente: AP Fuente: AP

Un arqueólogo MEXICANO dijo que su equipo ha encontrado un pasadizo en forma de túnel que aparentemente conduce a dos cámaras selladas, el último capítulo en la búsqueda de la tumba aún no descubierta de un gobernante azteca.

Se cree que los aztecas incineraron los restos de sus líderes durante su gobierno de 1325-1521, pero nunca se ha encontrado el lugar de descanso final de las cenizas. Expertos externos dijeron ayer que el hallazgo en la Ciudad de México & # x2019s Templo Mayor complejo & # x2014 también conocido como Tenochtitlan & # x2014 sería significativo.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia dijo ayer que un equipo dirigido por el arqueólogo Leonardo López Luján había descubierto un túnel de 8,4 metros de largo que conducía al centro de una plataforma circular donde se creía que los gobernantes muertos eran incinerados.

Cultura espantosa. Un muro de antiguos cráneos de piedra, excavados en el Templo Mayor, que representan víctimas de sacrificios, a la entrada del museo del Templo Mayor en el centro de la Ciudad de México. Fuente: AP Fuente: AP

La boca del túnel fue sellada por una losa de roca de 3 toneladas. Cuando los expertos lo levantaron en 2013, encontraron un espacio vacío marcado por ofertas ricas y espeluznantes.

En una caja de ofrendas se encontraron adornos de oro y huesos de águilas y niños.

Se encontraron dos cráneos de niños de entre cinco y siete años con las tres primeras vértebras, lo que sugiere que pudieron haber sido decapitados.

También se encontraron el tipo de cuchillos de piedra utilizados en los sacrificios humanos, así como una mano y huesos de dos pies.

But one researcher detected signs that a passageway appeared to lead deeper into the ceremonial platform, known as the Cuauhxicalco (kwow-she-KAL-koh), where written accounts from after the 1521 Spanish conquest indicated that rulers’ remains were burned.

The passageway proved to be about 45 centimetres wide and 1.5 meters high.

“Once the rocks and dirt were dug out, we saw that it led directly into the heart of the Cuauhxicalco,” Lopez Lujan said. 𠇊t the end (of the passageway), there are what appear to be two old entrances that had been sealed up with masonry.”

Muchos coinciden en que la fecha de fundación de Tenochtitlan fue en el 2 Calli, que equivale al 1325 d.C. pic.twitter.com/K8vicVFpsB

— MuseodelTemploMayor (@MusTemploMayor) September 18, 2015

It would be a logical place for rulers remains to lie — the Templo Mayor site was the most significant temple complex in the Aztec capital, known as Tenochtitlan — but Mexican archaeologists have been searching in vain for the tombs for years.

In 2007, archaeologists using ground-penetrating radar detected underground chambers directly below a huge stone monolith carved with a representation of Tlaltecuhtli (tlahl-tay-KOO-tlee), the Aztec god of the earth. At the time, Lopez Lujan suspected that an emperor’s tomb might lie beneath. But none was found, despite the presence of rich offerings.

Warrior-kings . An Aztec Eagle warrior sculpture dated from 1440—69 (detail) Fired clay, stucco, pigment from Museo del Templo Mayor. Source: The Instituto Nacional de Antropologia e Historia (INAH) Source:Supplied

Any artefacts linked to an emperor would bring tremendous pride to Mexico. The country has sought unsuccessfully to recover Aztec artefacts like the feather-adorned “shield of Ahuizotl” and the “Montezuma headdress” from the Ethnology Museum in Vienna, Austria.

But Lopez Lujan is being cautious, saying the presence of graves at the end of the newly found passageway is simply a theory that could be wrong.

The blocked-up entrances will be excavated starting in 2016.

“What we are speculating is that behind these sealed-up entrances there could be two small chambers with the incinerated remains of some rulers of Tenochtitlan, like Moctezuma I and his successors, Axayacatl and Tzoc, given the relative dating of the surrounding constructions,” Lopez Lujan said.

Moctezuma I, the second Aztec emperor, ruled from about 1440 to 1469. Moctezuma II was the emperor who first confronted — and succumbed to — Hernan Cortes.

Digging it . Archaeologists working at the Templo Mayor Aztec ruin site in Mexico City. Picture: AP Source:AP

Dr Michael E. Smith, a professor of anthropology at Arizona State University who was not involved in the dig, said “Leonardo knows the archeology and ethno-history better than anybody, and he is not one to grandstand or make fantastic claims to garner publicity. Thus I would think his prediction is reasonable.”

“The lack of any royal burials in Tenochtitlan is a longstanding mystery,” Smith said. 𠇋ut the proof is in the pudding. What will they find when excavation continues?”

University of Florida archeologist Susan Gillespie, who also was not involved in the project, wrote that the find 𠇌ould be quite significant.”

“We have pictures from the 16th century documents of the wrapped corpses of kings. Their 𠇌remains” should be somewhere in the Templo Mayor vicinity according to the documents, but one cannot expect a great tomb chamber as was the case of the earlier Maya kings,” wrote Gillespie. Some Mayan leaders, like the Palenque ruler Pakal, were buried in sumptuous crypts or stone coffins.

While the tomb is unlikely to be anything as grand as Pakal’s elaborately carved stone sarcophagus — in which his skeletal remains were found — it’s hard to say what would be found in an Aztec royal tomb.

“It is not surprising that these cremains have not yet been found or identified,” wrote Gillespie. 𠇊rchaeologists don’t quite know what they’re looking for.”


Secret Tunnel Under City Of Teotihuacan May Solve a Mystery of Ancient Mexican Civilization

One of the biggest ancient archeological mysteries is the ancient Mesoamerican civilization that lived in Teotihuacan, one of the first great cities of the Western Hemisphere, and its origins are a mystery.

Researchers believe it was built by hand as early as 400 B.C., more than a thousand years before the arrival of Aztec in central Mexico. But it was the Aztec, descending on the abandoned site, who gave it a name: Teotihuacan, which can be translated roughly as “The City of the Gods” in Nahuatl, the Aztec language. It was built on a north-south axis, with a wide boulevard known as Avenue of the Dead running between the 147-foot-high Temple of the Moon and a large square courtyard known as the Ciudadela (“citadel”) to the south. At the heart of the city looms the massive 213-foot-high Temple of the Sun.

A famous archaeological site located 30 miles (50 kilometers) from Mexico City, it has puzzled historians and archeologists for long time. According to George Cowgill, an archaeologist at Arizona State University, Teotihuacan reached its zenith between 100 B.C. and A.D. 650, it covered 8 square miles (21 square kilometers) and supported a population of a hundred thousand.

As no written records were left behind researchers don’t have definitive answers to a lot of questions about Teotihuacán–including who founded the city, how it was governed, what language its inhabitants spoke or what religion they practiced. However, studies based on excavated artefacts point that Teotihuacan hosted a patchwork of cultures including the Maya, Mixtec, and Zapotec. One theory says an erupting volcano forced a wave of immigrants into the Teotihuacan valley and that those refugees either built or bolstered the city.

Group of archeologists who have devoted the last 13 years to exploring a long-secret tunnel underneath one of Teotihuacán’s pyramids are in the process of discovering some answers.

According to Smithsonian Magazine a heavy rainstorm in 2003 opened a large sinkhole at the foot of the pyramid known as the Temple of the Plumed Serpent, located inside the Ciudadela. When the archaeologist Sergio Goméz, of Mexico’s National Institute of Anthropology and History, lowered himself into the darkness, he found himself standing in what appeared to be a manmade tunnel.

Since that time, Gomez and a handpicked team of some 20 archaeologists and workers have been scanning the earth under the Ciudadela. A digital map completed by 2005 showed the tunnel ran approximately 330 feet from the Ciudadela to the center of the Temple of the Plumed Serpent. They found that the original entrance, located a few yards from the sinkhole, was apparently closed off with boulders some 1,800 years ago, meaning whatever was inside had remained untouched since. The team moved slowly and carefully through the tunnel, removing some 1,000 tons of earth as they made their way. By late 2015, they had recovered some 75,000 artefacts, ranging from seashells, pottery and jewelry to animal bones and even fragments of human skin.

After archeologists discovered a large cross-shaped chamber in the end of the tunnel, many hoped it was a burial tomb of some as-yet-unknown Teotihuacano ruler. Few more treasures were found inside the chamber including necklaces, jars of amber and two finely carved black stone statues, likely figures of worship for the Teotihuacanos.

However, scientists still believe an actual tomb might be hidden somewhere beneath the surface and the one has been found may represent a kind of symbolic tomb.

According to archeologists there are three more chambers still remain to be excavated and the group is working hard to unveil the mysteries of Teotihuacán.


Liquid Mercury Found in Mexican Pyramid Could Hold Secrets of Teotihuacan

Archaeologists may be a step closer to discovering the secrets of the ancient city of Teotihuacan: They have unearthed liquid mercury deep beneath the Mexican Pyramid of the Feathered Serpent. The "large quantities" of the toxic liquid metal leads researchers to believe that an undiscovered ancient ritual chamber or even the tomb of a king could rest below the ruins of the ancient city that sits about 30 miles from Mexico City, reports Reuters.

On Friday, El guardián reported that researcher Sergio Gómez stumbled upon the liquid mercury after six years of gradually uncovering a tunnel underneath the Teotihuacan pyramids.

The city, dubbed the abode of the gods in the ancient language Nahuatl, was once the nucleus of an empire. About 200,000 people are thought to have lived there between 100 and 700 A.D., until its residents mysteriously hightailed it away. The city remained largely intact, but much is unknown about its people, how life flourished there and who was in the seat of power. Also unknown is whether power was passed down through a dynasty or if the ruler was an overlord.

Due to thick humidity and mud in the area, few excavations have been attempted at the site. The Spaniards did so in the 17th century, but no real progress was made until the 20th century.

Upon unsealing the tunnel in 2003, Gómez and his team dug up treasures including jaguar remains, enormous seashells, jade statues and rubber balls. The team in November 2014 discovered three chambers at the end of the tunnel, which had remained intact for about 1,800 years.

For now, it's unclear how the Mesoamericans living in Teotihuacan used the metal. But it's also been found in other excavations throughout Central America, specifically in Mayan ruins farther south. Mercury, which is highly poisonous, was regarded as a rarity among Mesoamerican people, and may have borne ritualistic significance given its reflective properties.

In an interview with Reuters, Gómez said the mercury, which may have been used to symbolize an underworld body of water, could possibly lead researchers on a path to a royal tomb long believed to sit underneath Teotihuacan. The speculation isn't mercurial on their part: In Mesoamerican lore, reflective surfaces, such as mirrors, functioned as portals into both the future and as the river that they believed carries us all after death, something not unlike the Styx from Greek mythology.

Much work remains to be in done digging out the tunnel, and with uncoding the hieroglyphics scattered throughout the city. But Gómez believes the team will complete its dig by October, and an announcement of the findings is expected later in 2015. U.S. archaeologist George Cowgill, who's devoted his life to unearthing the site, said the mercury find is just the beginning. "It's still very uncertain, and that is what keeps everybody in suspense," he told Reuters.

Clarification: An earlier version of this article stated that the river from mythological lore was the Styx. This article has been amended to reflect that Mesoamerican lore believes that reflective surfaces, such as rivers, can be portals into supernatural realms and symbolize death, such as the river Styx from Greek mythology.


Upland or green seeded cotton was not a commercially important crop until the invention of an improved cotton gin in 1793. With an inexpensive cotton gin a man could remove seed from as much cotton in one day as a woman could de-seed in two months working at a rate of about one pound per day. [8] The newly mechanized cotton industry in England during the Industrial Revolution absorbed the tremendous supply of cheap cotton that became a major crop in the Southern United States.

At the time of the cotton gin’s invention, the sub tropical soils in the Eastern United States were becoming depleted, and the fertilizer deposits of guano deposits of South America and the Pacific Islands along with the nitrate deposits in the Chilean deserts were not yet being exploited, meaning that there were fertilizer shortages, leading to a decline in agriculture in the Southeast and a westward expansion to new land. [ cita necesaria ]

Transportation at the time was extremely limited. There were almost no improved roads in the U.S. or in the Louisiana Territory and the first railroads were not built until the 1830s. [9] The only practical means for shipping agricultural products more than a few miles without exceeding their value was by water. This made much of the land in the U.S. unsuitable for growing crops other than for local consumption. [ cita necesaria ]

Under ownership of Spain, the city of New Orleans held the strategically important location between the Mississippi River and Lake Pontchartrain. [ cita necesaria ] The Carondelet Canal, which was completed in 1794, connected the Tremé section of New Orleans with Bayou St. John, giving shipping access to Lake Pontchartrain as an alternative route to the Gulf of Mexico. The U.S. gained rights to use the New Orleans port in 1795. [ cita necesaria ]

Louisiana (New Spain) was transferred by Spain to France in 1800, but it remained under Spanish administration until a few months before the Louisiana Purchase. The huge swath of territory purchased from Napoleon Bonaparte in 1803 was sparsely populated. During the Thomas Jefferson Presidency, a high priority was to build roads to New Orleans, specifically the Natchez Trace and the Federal Road through Georgia, initially intended to facilitate mail delivery.

The Napoleonic Wars and the Embargo Act of 1807 restricted European trade, which did not recover until the end of the War of 1812 in 1815. [ cita necesaria ] The Year without a summer of 1816 resulted in famine in Europe and a wave of immigration to the U.S., with New Orleans being the destination of many refugees. [ cita necesaria ] The return of good harvests in Europe along, with the newly cleared and planted land in the Midwest and Mississippi River Valley and improvements in transportation, resulted in a collapse in agricultural prices that caused the 1818-19 depression. Agricultural commodity prices remained depressed for many years, but their eventual recovery resulted in a new wave of land clearing, which in turn triggered another depression in the late 1830s. Cotton prices were particularly depressed. [10]

Until the development of the steamboat, transportation of goods on major rivers was generally accomplished either with barges or flatboats, floated downstream or pushed upstream with poles or by hand using overhanging tree limbs. On the Mississippi River, most shipping was down river on log rafts or wooden boats that were dismantled and sold as lumber in the vicinity of New Orleans. Steam-powered river navigation began in 1811-12, between Pittsburgh, Pennsylvania, and New Orleans. Inland steam navigation rapidly expanded in the following decades. Railroads appeared before the Civil War, though at first were used to link waterways. After the Civil War, railroads took over most of the hauling of goods.

It was during the period of expanding steam transportation that plantation agriculture dominated the Southern economy, with two-thirds of the millionaires in the U.S. living in Louisiana, mostly between Natchez, Mississippi, and New Orleans. The surviving plantation homes range from relatively modest dwellings to opulent mansions, some containing original furnishings and many with period furniture. [ cita necesaria ]

Due to poor transportation and slow industrialization, plantations tended to be somewhat self-sufficient, growing most of their own food, harvesting their own timber and firewood, repairing farm implements, and constructing their own buildings. Many slaves were skilled blacksmiths, masons, and carpenters who were often contracted out. [ cita necesaria ] Cloth, shoes, and clothing were imported from Europe and from the Northeast U.S. [ cita necesaria ]

The self-sufficiency of plantations and cheap slave labor hindered economic development of the South. [ cita necesaria ] Contemporary descriptions cite the lack of towns, commerce, and economic development. [ cita necesaria ]

Besides the necessity of river transportation, the ground near the rivers and old river channels contained the best agricultural land, where the sandy and silty soil settled, increasing the height of the natural levees. The clay soil settled farther away from the rivers and being less stable, it slumped to muddy back-swamps. [11] The plantations in the vicinity of St. Francisville, Louisiana, are on a high bluff on the east side of the Mississippi River with loess soil, which was not as fertile as the river alluvium, but was relatively well-suited to plantation agriculture.

Examples of slave housing can be found on many of the extant plantation complexes. Historically housing for enslaved people on Louisiana plantations (prior to the reconstruction era), featured cabins consisting of two rooms, with one family in each room. [12] After the American Civil War in 1865, the United States of America had abolished slavery, and the architecture changed for laborers on plantations to include more space, one example of this is found at the Allendale Plantation in Port Allen. [12]

Other notable examples of slave housing can be found at the Laura Plantation in Vacherie and at the San Francisco Plantation House in Garyville.


Ver el vídeo: Cámara capta descarado robo en iglesia (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Ablendan

    De acuerdo, esta es una gran opción.

  2. Antoine

    No leas libros ...

  3. Octa

    ¡Muy bien! Esa es la forma en que está.

  4. Wattekinson

    ¡Maldita sea, chicos, pasé todo el día en su sitio! Pts genial! Cierto, mi jefe probablemente prohibirá todo esto mañana (((((

  5. Fitche

    Pido disculpas, pero, en mi opinión, está equivocado. Escríbeme en PM, nos comunicaremos.

  6. Thornton

    Creo que no tienes razón. Estoy seguro. Escribe en PM, hablaremos.

  7. Cottus

    Respuesta segura)



Escribe un mensaje