Noticias

¿Bhai Mati Das fue cortado por la mitad por orden de Aurangzeb?

¿Bhai Mati Das fue cortado por la mitad por orden de Aurangzeb?

La entrada de wikipedia sobre Bhai Mati Das menciona que fue cortado en dos por orden expresa de Aurangzeb (se le pidió que se convirtiera al Islam). ¿Es verdad?

Tengo dudas porque no he visto esto en la lista de críticas que Aurangzeb suele recibir en numerosos artículos, y porque yo mismo he visto varias entradas de artículos religiosamente sensibles en Wikipedia que se basan en relatos extremadamente tardíos y propagandistas (especialmente sobre la época medieval). historia donde la calidad de los artículos de Wikipedia es muy cuestionable). Además, cortar a la gente por la mitad no es un castigo del que haya oído hablar en este período en esta parte del mundo en absoluto.


No había ningún registro escrito de ese incidente cuando sucedió. El hindú [1] afirma:

Para los historiadores, se han creado dificultades porque la ejecución de Guru Tegh Bahadur en Delhi en 1675 no se menciona en ninguna de las fuentes persas contemporáneas. Tampoco hay relatos contemporáneos sijs,

La página de wikipedia citada por OP (la página se actualizó después de que OP la citara. La versión de OP citada es esta) se basa completamente en una única referencia que también se basa en otra única referencia. Su fiabilidad es cuestionable. La versión actualizada de la misma página de Wikipedia dice:

Según varios relatos orales, Mati Das fue ejecutado por orden del emparor mogol Aurangzeb. Fuentes tradicionales sij afirman que fue ejecutado porque se negó a convertirse al Islam. Pero no hay ningún relato escrito de su ejecución. Los registros del imperio mogol del siglo XVII explican su muerte como castigo por desafiar a la autoridad.

  1. El periódico hindú

No estás contando toda la historia aquí. Mati Das no fue ejecutado de forma aislada, sino como parte de la campaña contra el noveno gurú sij, Tegh Bahadur. Aurangzeb había arrestado a Tegh Bahadur y trató de hacer que renunciara a sus creencias torturándolo durante semanas. Cuando eso no funcionó, Aurangzeb trató de convencerlo ejecutando a sus amigos cercanos y discípulos. Encarceló a Tegh Bahadur en una jaula y luego ejecutó a sus amigos mientras miraba. Los verdugos idearon las formas más crueles de ejecutar a los discípulos, entre los que se encontraba Mati Das, para tratar de persuadir a Tegh Bahadur de que se retractara. Por ejemplo, otro de los discípulos fue hervido vivo.

El método de aserrar a un condenado por la mitad es muy antiguo. La víctima se sujeta firmemente entre tablas a lo largo, como un sándwich, luego las tablas se cortan por la mitad.


Museo que muestra la historia bárbara de cómo los mogoles decapitaron y mataron a gurús sij aparece en la frontera de Singhu

En medio de las protestas en curso contra las leyes agrícolas históricas promulgadas por el gobierno de la Unión, los manifestantes de Punjab han establecido un museo móvil en la frontera de Singhu, que describe la historia del sijismo.

Según los informes, el museo fue traído de Mohali en Punjab para educar a la generación joven sobre la historia sij. Parvinder Singh, el fundador del museo, dijo: "Debería haber un museo que pueda educar a nuestra generación de jóvenes sobre la historia del sijismo".

El museo muestra cómo el sij Guru Tegh Bahadur fue torturado y luego decapitado por el invasor mogol Aurangzeb cuando se negó a convertirse al Islam.

La persecución islámica de los sijs

La naturaleza bárbara de los mogoles se ejemplifica por el hecho de que el quinto gurú sij Arjan Singh fue torturado hasta la muerte haciéndolo sentarse sobre una sábana en llamas mientras se vertía arena hirviendo desde la parte superior. Fue ejecutado por orden del tirano mogol Jahangir en 1606. Fue encarcelado en el Fuerte de Lahore, donde fue torturado y ejecutado.

De manera similar, el noveno gurú sij Tegh Bahadur fue decapitado en 1675 por orden de Aurangzeb por asumir la causa de los pandits de Cachemira y negarse a convertirse al Islam. Gurudwara Sis Ganj en Delhi es el lugar donde fue decapitado y Gurudwara Rakab Ganj en Delhi es donde fue incinerado.

Antes de este trágico evento, Bhai Mati Das fue cortado por la mitad por los soldados de Aurangzeb y Bhai Dayala hervido vivo en aceite. En particular, los hijos pequeños del décimo gurú sij Gobind Singh, llamados Sahibzada Baba Zorawar Singh y Sahibzada Baba Fateh Singh, fueron talados vivos después de que se negaron a convertirse al Islam.


La brutalidad de ISIS es la copia de lo que hicieron los mogoles con los sijs de Punjab [Advertencia: imágenes gráficas]

Stockton, California: La historia del sijismo está estrechamente relacionada con la historia de Punjab y la situación sociopolítica en la India medieval. La distinción sij se vio reforzada por el establecimiento del Khalsa, por Guru Gobind Singh en 1699. El sijismo fue creado por Guru Nanak, un líder religioso y reformador social durante el siglo XV en la región de Punjab. La práctica religiosa fue formalizada por Guru Gobind Singh el 13 de abril de 1699. Este último bautizó a cinco personas de diferentes orígenes sociales para formar Khalsa.

El Imperio Mughal fue fundado por Babur, un gobernante de Asia Central que descendía del conquistador turco-mongol Timur por el lado de su padre y de Chagatai, el segundo hijo del gobernante mongol Genghis Khan, por el lado de su madre. Expulsado de sus dominios ancestrales en Asia Central, Babur se dirigió a la India para satisfacer sus ambiciones. Se estableció en Kabul y luego avanzó constantemente hacia el sur hacia la India desde Afganistán a través del paso de Khyber. Las fuerzas de Babur & # 8217 ocuparon gran parte del norte de la India después de su victoria en Panipat en 1526. Generalmente, el sijismo ha tenido relaciones amistosas con otras religiones. Sin embargo, durante el gobierno mogol de la India (1556-1707), la religión emergente había tensado la relación con los mogoles gobernantes. Los mogoles martirizaron a prominentes gurús sijs por oponerse a algunos emperadores mogoles y # 8217 a la persecución de sijs e hindúes. Posteriormente, el sijismo se militarizó para oponerse a la hegemonía mogol y puso fin a su dominio en la India.

ISIS y Mughals

Lo que está haciendo ISIS es la copia exacta de lo que hicieron los mogoles contra los gurús sij y los seguidores del sijismo desde el siglo XV hasta el siglo XVIII. El Imperio Mughal quería que toda la India se convirtiera a la religión islámica. Los hindúes comenzaron a convertirse al musulmán por miedo. Al ver la conversión de cientos de miles y el temor por su propia vida, los líderes religiosos hindúes vinieron y pidieron ayuda a los gurús sij y sus seguidores. Sikh Gurus dio un paso al frente para proteger la libertad de religión (que no se escuchaba en ningún rincón del mundo en ese momento) y Mughals comenzó el mismo brutal crimen de guerra contra los sikhs es exactamente lo que el Estado Islámico en Irak y Siria (ISIS) está haciendo hoy en día 21. siglo.

Guru Arjan Dev Ji

Guru Arjan Devi ji fue puesto en un plato caliente por Mughals y vertieron arena caliente sobre Sikh Guru.

El emperador mogol Jahangir escribió en su autobiografía Tuzk-e-Jahangiri que demasiadas personas estaban siendo persuadidas por las enseñanzas de Guru Arjan y que si no se convertía en musulmán, el Sikh Panth tenía que ser extinguido. Él ordenó la ejecución del gurú. para conmutar la pena de muerte por una fuerte multa, de la que un individuo rico, posiblemente un sij, era garante. Sin embargo, el Gurú se negó a permitir que se le pagara una multa e incluso se negó cuando un viejo amigo suyo, Sufi Sai Mian Mir, intentó interceder en su nombre. Jahangir torturó a Guru Arjan con la esperanza de obtener el dinero, pero el Guru se negó a pagar la multa y fue ejecutado.

Guru Tegh Bahadur Sahib Ji

Guru Tegh Bahadur Sahib ji antes de la decapitación de Mughals

El emperador mogol Aurangzeb ordenó que se destruyeran los templos hindúes y que se detuviera la adoración de ídolos. Hizo convertir un templo en mezquita y sacrificó una vaca en su interior. También hizo despedir a los hindúes de sus puestos de trabajo en el gobierno y empleó a musulmanes en su lugar. Aurangzeb también ordenó la destrucción de Gurdwaras y expulsó a muchos misioneros de las principales ciudades. A pesar de cierta resistencia después de muchos años de persecución, la gente se vio obligada a aceptar el Islam. Aurangzeb, siendo inteligente, decidió que si podía convertir a los venerados brahmin pandits de Cachemira, millones de seguidores se convertirían fácilmente. Amenazados con la conversión o la muerte, los panditas, abrumados por el pánico, llegaron en una delegación a Chakk Nanaki, Pargana Kahlur y solicitaron la ayuda de Guru Tegh Bahadur Ji. Al escuchar la naturaleza seria de la conversación, el hijo de 9 años de Guru Ji, Gobind Rai Ji, le dijo a su padre cuál era el problema. El gurú le contó a su hijo el dilema de los pandits y le dijo que se necesitaría un hombre santo literalmente entregando su vida para interceder. Gobind Rai respondió "¿Quién sería mejor que tú para defender a los pobres brahmanes". Guru Tegh Bahadur Ji decidió defender el derecho a la libertad de culto y le dijo a la delegación que le dijera a Aurangzeb que si podía convertir a Guru Tegh Bahadur, ellos con mucho gusto se convertirían.

Cuatro días después, Guru Tegh Bahadur ji fue arrestado, junto con algunos de sus seguidores, Bhai Dayala, Bhai Mati Das y Bhai Sati Das por Nur Muhammad Khan.

Después de que Mati Das, Dyal Das y Sati Das fueran torturados y ejecutados durante tres días consecutivos, Guru Tegh Bahadur fue decapitado en Chandni Chowk en 1675. Guru Tegh Bahadur es conocido popularmente como & # 8220Hind Di Chadar & # 8221 es decir & # 8220El escudo de la India & # 8221, en referencia a su imagen popular de sacrificar su vida por la protección de la libertad religiosa en la India.

Bhai Sati Das, Bhai Mati Das y Bhai Dayala

Bhai Sati Das fue envuelto en algodón, prendido fuego y asado vivo. Permaneció tranquilo y en paz y siguió pronunciando Waheguru, waheguru, waheguru (meditación sij). Los sijs recuerdan su martirio en sus oraciones diarias. Esto sucedió el 24 de noviembre de 1675, el mismo día en que se ejecutó a Bhai Mati Das.

Aserrado, quemado y hervido vivo & # 8211 Bhai Dayala, Bhai Mati Das y Bhai Sati Das.

Mati Das mientras estaba de pie estaba atado entre dos postes. Se le preguntó si tenía alguna palabra de despedida, a lo que Mati Das respondió: & # 8220 Solo pido que mi cabeza se vuelva hacia mi Gurú mientras me ejecutan & # 8221. Dos verdugos colocaron una sierra a dos manos en su cabeza. Mati Das pronunció serenamente & # 8220Ek Onkar & # 8221 y comenzó a recitar el Japji Sahib, la gran oración matutina de los sikhs. Fue aserrado por la mitad desde la cabeza hasta los lomos. Se dice que incluso mientras el cuerpo se cortaba en dos, el Japji continuó reverberando en cada parte hasta que todo terminó.

Qazi pronunció su orden religiosa que Bhai Dayala debe aceptar el Islam o estar preparado para abrazar la muerte al ser hervido en un caldero. A Bhai Dayal se le preguntó por última vez si dejaría su fe y abrazaría el Islam. Bhai sahib respondió de manera desafiante y constante, & # 8220 ¡No! & # 8221, a las repetidas solicitudes de los qazi & # 8217. Esto enfureció al qazi que pronunció su inmediata tortura y muerte. Los verdugos sentaron a Bhai Sahib en el caldero de agua bajo el cual se encendió un gran fuego. Lentamente, el agua se dejó calentar, luego estuvo caliente, pronto estuvo demasiado caliente y luego comenzó a hervir. Bhai Dayala continuó hasta su último aliento para recitar oraciones sij.

Bhai Taru Singh Ji

Después de un breve período de encarcelamiento y tortura, los mogoles llevaron a Bhai Taru Singh ji ante el gobernador de Lahore, Zakariya Khan, y le dieron la opción de convertirse al Islam o ser ejecutado. Taru Singh preguntó con calma: & # 8220 ¿Por qué debo convertirme en musulmán (una persona musulmana)? ¿No mueren nunca los musulmanes? & # 8221 Tras su negativa, y en una exhibición pública, el cuero cabelludo de Bhai Taru Singh & # 8217 fue cortado de su cráneo con un cuchillo afilado para evitar que su cabello volviera a crecer. Bahi Taru Singh ji fue dejado desangrado por los mogoles.

Tortura masiva y persecución de los sijs

Zakariya Khan era el gobernador mogol de Lahore, ahora en Pakistán. Había participado en las operaciones del Imperio Mughal contra el líder sij Banda Singh Bahadur. Después de la captura de Banda Singh y sus compañeros en diciembre de 1715, escoltó a los prisioneros a Delhi, reuniendo a los sijs que pudo encontrar en las aldeas a lo largo de la ruta. Cuando llegó a la capital mogol, la caravana estaba compuesta por setecientos carros de bueyes llenos de cabezas cortadas y más de setecientos cautivos. Ordenó a los funcionarios de la aldea que capturaran a los sijs y los entregaran para su ejecución. Se estableció una escala graduada de recompensas: una manta para cortar el cabello de un sij, diez rupias para obtener información sobre el paradero de un sij, cincuenta rupias por el cuero cabelludo de un sij. El saqueo de las casas sij se hizo legal dando refugio a los sijs o retener información sobre sus movimientos se convirtió en un delito capital.

Desde arriba a la izquierda: el ejército mogol regresa con las cabezas sij en púas para reclamar una recompensa. Arriba a la derecha: Sikhs asesinados por negarse a convertirse al Islam. Abajo a la izquierda: gobernante mogol dando recompensas por matar sijs. Abajo a la derecha: musulmanes no soldados (simpatizante de Mughals) matando sikhs.

La policía de Zakariya Khan & # 8217, compuesta por casi 20.000 hombres especialmente reclutados para este propósito, recorrió el campo y trajo de regreso a cientos de sijs encadenados. Los sijs prominentes, incluidos los venerados Bhai Mani Singh y Bhai Tariff Singh, fueron decapitados públicamente en las Nakhas, el mercado de caballos de Lahore, rebautizado por los sijs & # 8220Shahidganj & # 8221 en honor a los mártires. Sin embargo, Zakariya Khan no tuvo éxito en su objetivo de vencer a los sijs. Murió en Lahore el 1 de julio de 1745 como un hombre desanimado, legando a sus hijos y sucesores el caos y la confusión.

Tortura a mujeres y niños sij

Las mujeres sij detenidas como prisioneras en la cárcel de Mir Mannu (1748-1753) que soportaron el dolor de que sus hijos fueran asesinados y convertidos en guirnaldas alrededor de sus cuellos, pero no sacrificaron su fe. Durante el siglo XVIII, las mujeres sij fueron arrestadas y sufrieron torturas en la cárcel de Mir Mannu en Lahore, corearon: “ਮਨੂੰ ਸਾਡੀ ਦਾਤਰੀ ਅਸੀਂ ਮਨੂੰ ਦੇ ਸੋਏ || ਜਿਉਂ ਜਿਉਂ ਮਨੂੰ ਵਢਦਾ ਅਸੀਂ ਦੂਣ ਸਵਾਏ ਹੋਏ || (Somos la hierba, y Mannu la hoz (hoja que corta la hierba). Cuanto más nos corta, más crecemos) ".


Guru Tegh Bahadur

Después de la muerte de Guru Har Krishan en Delhi, cuando Guru Tegh Bahadur fue `` encontrado '' entre los muchos pretendientes al Gurú Sikh que habían establecido un campamento en la ciudad donde Guru Har Krishan había dicho que se encontraría el próximo Guru, estos dos hermanos fueron incluido en la delegación de cinco hombres que contiene Dyal Das y Gurditta para enviar a Bakala para confirmar el nombramiento de Teg Bahadur como el noveno Gurú en la aldea de Bakala donde había estado residiendo el nuevo Gurú. El Gurú se complació en ofrecer las dos importantes carteras de los departamentos de finanzas y del hogar a Mati Das y Sati Das respectivamente. Ambos conocían bien el idioma persa y estaban bastante familiarizados con el trabajo del Gurú. Durbar. El departamento de asuntos domésticos fue confiado a Dyal Das.

Después de que a Guru Tegh Bahadur se le negó la entrada al Harmandar Sahib en Amritsar y había fundado una nueva ciudad en la base de las colinas Sivalik que luego se convirtió en Anandpur Sahib, los dos hermanos acompañaron a Guru Teg Bahadur durante su viaje a Assam. Guru Tegh Bahadur compró un montículo cerca de la aldea de Makhowal cinco millas al norte de Kiratpur y estableció una nueva ciudad. Mati Das y Sati Das estuvieron presentes en la fundación de la nueva ciudad. (Que luego se expandió y se renombró Anandpur (la morada de la dicha) por su hijo Guru Gobind Rai). El consejo de administración del Gurú estaba formado por Mati Das, Sati Das, Dyal Das y Gurditta. Cuando el Gurú fue arrestado y llevado a Delhi, estas cuatro personas estaban con el Gurú.


Noveno Gurú Sikh & # 8211 Tegh Bahadur Sahib

El emperador mogol Aurangzeb ordenó que se destruyeran los templos hindúes y que se detuviera la adoración de ídolos. Hizo convertir un templo en mezquita y sacrificó una vaca en su interior. También hizo despedir a los hindúes de sus puestos de trabajo en el gobierno y empleó a musulmanes en su lugar. Aurangzeb también ordenó la destrucción de Gurdwaras y expulsó a muchos misioneros de las principales ciudades. A pesar de cierta resistencia después de muchos años de persecución, la gente se vio obligada a aceptar el Islam. Aurangzeb, siendo inteligente, decidió que si podía convertir a los venerados brahmin pandits de Cachemira, millones de seguidores se convertirían fácilmente. Amenazados con la conversión o la muerte, los panditas, abrumados por el pánico, llegaron en una delegación a Chakk Nanaki, Pargana Kahlur y solicitaron la ayuda de Guru Tegh Bahadur Ji. Al escuchar la naturaleza seria de la conversación, el hijo de 9 años de Guru Ji, Gobind Rai Ji, le dijo a su padre cuál era el problema. El gurú le contó a su hijo el dilema de los pandits y le dijo que se necesitaría un hombre santo literalmente entregando su vida para interceder. Gobind Rai respondió "¿Quién sería mejor que tú para defender a los pobres brahmanes". Guru Tegh Bahadur Ji decidió defender el derecho a la libertad de culto y le dijo a la delegación que le dijera a Aurangzeb que si podía convertir a Guru Tegh Bahadur, ellos con mucho gusto se convertirían.

Cuatro días después, Guru Tegh Bahadur ji fue arrestado, junto con algunos de sus seguidores, Bhai Dayala, Bhai Mati Das y Bhai Sati Das por Nur Muhammad Khan.

Después de que Mati Das, Dyal Das y Sati Das fueran torturados y ejecutados durante tres días consecutivos, Guru Tegh Bahadur fue decapitado en Chandni Chowk en 1675. Guru Tegh Bahadur se conoce popularmente como "Hind Di Chadar", es decir, "El escudo de la India", en referencia a su imagen popular de sacrificar su vida por la protección de la libertad religiosa en la India.


Shaheed Bhai Sati Das Jee

Bhai Sati Das (24 de noviembre de 1675), (Punjabi: ਭਾਈ ਸਤੀ ਦਾਸ) fue el segundo mártir que fue ejecutado ante la vista directa de Guru Tegh Bahadur en noviembre de 1675. Era el hermano menor de Diwan Mati Das. Según Bhatt Vahl Talauda, ​​sirvió a Guru Tegh Bahadur como cocinero.

Nacidos en una familia brahmán del clan Chhibber, Bhai Sati Das y Bhai Mati Das pertenecían a la aldea de Karyala, un bastión de los Chhibbers, en el distrito de Jhelum en Punjab (Pakistán), a unos diez kilómetros de Chakwal en la carretera a la Complejo de templos Katas Raj. El pueblo se encuentra en la cima de las colinas de Surla. Esta parte del país se conoce como Dhani, que significa rica. A pocos kilómetros se encuentran las minas de sal y las minas de carbón de Dandot. El lago Katas es hermoso.
Su abuelo, Bhai Paraga, había abrazado la fe sij en la época de Guru Hargobind y había participado en batallas con las fuerzas de Mughal. Su tío Dargah Mall sirvió a Guru Har Rai y Guru Har Krishan como Diwan o administrador de la casa. Bhai Mati Das y su hermano, Bhai Sati Das, ayudaron a Dargah Mall en su trabajo durante la época de Guru Tegh Bahadur. El primero fue nombrado Diwan junto con Dargah Mall, que para entonces estaba considerablemente avanzado en años.
Servicio al gurú

Bhai Sati Das, como sewadar (& # 8220volunteer & # 8221) que trabajaba en el langar del Guru & # 8217, había acompañado al Guru en sus viajes por las partes orientales de la India en 1665-70. Debido a su afinidad con el Gurú, fue, bajo orden imperial, detenido junto con el Gurú en Dhamtan, ya que este último viajaba a las partes orientales en 1665. Estaba de nuevo atendiendo al Gurú cuando, en 1675, se fue Anandpur resolvió cortejar el martirio junto con Guru Tegh Bahadur, mientras se enfrentaba a Aurangzeb por su política de obligar a los no musulmanes a convertirse al Islam o enfrentarse a la muerte.
Martirio

& # 8220Había tristeza en la Tierra pero alegría en el Cielo & # 8221
Guru Gobind Singh
Artículo principal: Martirio de Guru Tegh Bahadar
En Delhi, el Gurú y sus cuatro compañeros fueron convocados a la cámara del consejo del Lal Kila (el Fuerte Rojo>. Al Gurú se le hicieron numerosas preguntas sobre religión, hinduismo, sijismo e Islam. Se sugirió al Gurú que abrazase Islam. Sobre la enfática negativa del Gurú a abjurar de su fe, se le preguntó por qué se llamaba Teg Bahadur (Espadachín Valiente). Bhai Mati Das respondió de inmediato que el Gurú, entonces llamado Tyag Mal, había ganado el título al infligir un fuerte golpe a las fuerzas imperiales a la temprana edad de catorce años. Fue reprendido por su falta de etiqueta y franqueza. Como Mati Das era un brahmán, se le preguntó al Gurú por qué había cortejado a la compañía de tales hombres cuando no creía en la casta y por qué estaba defendiendo a los brahmanes de Cachemira. El gurú respondió que cuando una persona se convertía en sij, perdía su casta. En cuanto a los pandits de Cachemira, era su deber alzar la voz contra la crueldad y la injusticia. El gurú y su Se ordenó a los compañeros que fueran encarcelados dy torturados hasta que aceptaron abrazar el Islam.
Después de unos días, Guru Teg Bahadur y tres de sus compañeros fueron presentados ante los Qazi de la ciudad. Gurditta había logrado escapar. Permaneció escondido en la ciudad y, a pesar de todos los esfuerzos del Gobierno, no pudo ser localizado. El Qazi se dirigió primero a Mati Das y le pidió que aceptara el Islam. Se negó a hacerlo. Fue condenado a muerte instantánea.
Se llamó a los verdugos y se hizo que el Gurú y sus tres compañeros se sentaran en el lugar de la ejecución. Bhai Mati Das se acercó al Gurú con las palmas juntas, mientras le pedía sus bendiciones, diciendo que estaba feliz de ser el primero en alcanzar el martirio.
El Gurú lo bendijo diciéndole que debían resignarse alegremente a la voluntad del Señor. Lo elogió por su devoción incondicional de toda la vida hacia él y su causa. Con lágrimas en los ojos, se despidió diciendo que su sacrificio ocuparía un lugar permanente en la historia. Mati Das tocó los pies del Gurú, abrazó a su amigo y hermano y fue a su lugar.
Mati Das mientras estaba de pie estaba atado entre dos postes. Se le preguntó si tenía alguna palabra de despedida, a lo que Mati Das respondió: & # 8220 Solo pido que mi cabeza se vuelva hacia mi Gurú mientras me ejecutan & # 8221. Dos verdugos colocaron una sierra a dos manos en su cabeza. Mati Das pronunció serenamente & # 8220Ek Onkar & # 8221 y comenzó a recitar el Japji Sahib, la gran oración matutina de los sijs. Fue aserrado por la mitad desde la cabeza hasta los lomos. Se dice que incluso mientras el cuerpo se cortaba en dos, el Japji continuó reverberando en cada parte hasta que todo terminó.
Bhai Sati Das desafía a los mogoles


El Gurú y sus compañeros fueron arrestados en el camino y llevados a Delhi a principios de 1675. Al igual que su hermano Mati Das, Sati Das se negó a abandonar su fe y se negó a adherirse al Islam. Por lo tanto, fue condenado a muerte a menos que cambiara de opinión para convertirse al Islam. Como una forma de provocar al Gurú, fue humillado y torturado ante la vista directa del noveno Gurú Sikh desde aproximadamente el 18 de noviembre de 1675. Pero el Sikh no fue disuadido de permanecer en el camino de la rectitud y nunca vaciló.
Finalmente, cuando los mogoles no pudieron influir en la resolución de Bhai Sati Das, lo envolvieron en algodón, lo prendieron fuego y lo asaron vivo. Esto sucedió el 24 de noviembre de 1675, el mismo día en que se ejecutó a Bhai Mati Das.


Encarcelamiento y tortura

Bhai Dayala fue uno de esos grandes sikhs que acompañaron a Guru Tegh Bahadur cuando este último dejó Anandpur el 11 de julio de 1675 para cortejar al martirio en Delhi, los otros dos eran hermanos Brahmin --- Bhai Mati Das, un Dewan y Bhai Sati Das, un Escriba en la corte de Guru. Junto con el Noveno Guru ji, fueron arrestados bajo las órdenes del Emperador Aurangzeb en Agra.

En Delhi, el Gurú y sus cuatro compañeros fueron convocados a la cámara del consejo del Fuerte Rojo. Al gurú se le hicieron numerosas preguntas sobre religión, hinduismo, sijismo e islam. Se le sugirió al Gurú que debería abrazar el Islam. Sobre la enfática negativa del Gurú a abjurar de su fe, se le preguntó por qué lo llamaban Teg Bahadur (Gladiador o Caballero de la Espada antes de esto, su nombre había sido Tyag Mal). Bhai Mati Das respondió de inmediato que el Gurú había ganado el título al infligir un duro golpe a las fuerzas imperiales a la temprana edad de catorce años. Fue reprendido por su falta de etiqueta y franqueza. Como Mati Das era un brahmán, se le preguntó al gurú por qué había cortejado a la compañía de tales hombres cuando no creía en las castas y por qué estaba defendiendo a los brahmanes de Cachemira. El Gurú respondió que cuando una persona se convierte en sij, pierde su casta. En cuanto a los pandits de Cachemira, era su deber alzar la voz contra la crueldad y la injusticia. Se ordenó que el Gurú y sus compañeros fueran encarcelados y torturados hasta que aceptaran abrazar el Islam.

Después de unos días, Guru Teg Bahadur y tres de sus compañeros fueron presentados ante los Qazi de la ciudad. Gurditta había logrado escapar. Permaneció escondido en la ciudad y, a pesar de todos los esfuerzos del Gobierno, no pudo ser localizado. El Qazi se dirigió primero a Mati Das y le pidió que abrazara el Islam. Se negó a hacerlo. Fue condenado a muerte instantánea. Ver Mati Das para detalles de su martirio.


Chhibers y el Sikh Panth

También llamado Praga Sain (probable transliteración: Prayag Sen), Baba Praga sentó las bases de Karyala, que siguió siendo el hogar de los Chhibbers durante 450 años hasta la Partición de la India en 1947. Praga se convirtió en discípulo de Guru Nanak Dev y jugó un importante papel. parte durante la vida de los siguientes cinco Gurus: Guru Angad Dev, Guru Amar Das, Guru Ram Das, Guru Arjan Dev y Guru Har Gobind.

En el año 1638, luchó con Paindah Khan, el gobernador de Lahore (no con Paindah Khan, quien fue asesinado en batalla por Guru Hargobind en 1635). En esa batalla Baba Praga resultó herido y murió a su regreso a Karyala. Su samadhi se encuentra en las afueras de Karyala y se erigió otro monumento en Kabul en "Char Bagh". La sección transversal más allá de Sarai Guru Ram Das en la periferia del Complejo del Templo Dorado en Amritsar se llama Chowk Praga Das en su honor.

El hijo de Praga Das, Durga Das, fue el Diwan de Guru Har Gobind y el séptimo Guru, Guru Har Rai. Su hijo, Lakhi Das, fue ungido para el mismo cargo, pero murió poco después, después de lo cual Durga Mal ocupó el cargo hasta Guru Har Krishan.

Guru Teg Bahadur fundó Anandpur Sahib en el estado principesco de Bilaspur (actual Himachal Pradesh) en 1665. Mati Das (hijo de Durga Mal), como Dewan del Guru, continuó la administración desde allí.

Durante este tiempo, bajo el duro gobierno del emperador Aurangzeb, los no musulmanes (en su mayoría hindúes y sijs) sufrieron mucho. Alrededor de 1665, Guru Teg Bahadur dejó Anandpur Sahib con su madre, Mata Nanaki y su esposa, Mata Gujri y viajó hacia el este a través de Uttar Pradesh y Bihar, predicando sobre la marcha. Viajó por Agra, Allahabad, Benares, Gaya y finalmente llegó a Patna. Mata Gujri, al encontrarse en una etapa avanzada de embarazo, no pudo ir más lejos. Guru Teg Bahadur hizo los arreglos necesarios para su esposa y su madre en Patna y viajó hacia el este, a Bengala y Assam. Estaba en Dhaka, cuando escuchó la noticia del nacimiento de su hijo, Gobind Rai (Guru Gobind Singh), quien nació en Patna el 26 de diciembre de 1666. Sin embargo, fue solo después de tres años que Guru Teg Bahadur pudo unirse su familia en Patna nuevamente.

El Gurú estaba en Patna cuando recibió una llamada de socorro de Bhai Mati Das en Anandpur sobre el deterioro de la condición en el norte, particularmente en Cachemira, donde los hindúes gemían bajo las atrocidades perpetuadas por su gobernador mogol, Iftikhar Khan. El Gurú corrió a Anandpur y desde allí comenzó un recorrido por el Punjab para consolar a la gente e inspirarles valor.


Matar a gurús sijs, asesinar a niños y engañar a los guerreros & # 8211 Política islámica para los sijs durante siglos

En la mañana del miércoles 25 de marzo a las 7:45 am, la Ciudad Vieja de Kabul se despertó con el familiar sonido de disparos y explosiones, marcando un nuevo ataque insurgente. El objetivo no era una instalación gubernamental militar o civil, sino el Sikh. gurdwara (templo) en el barrio de Shor Bazar.

Fue un ataque sectario sin precedentes contra una minoría religiosa pacífica y no musulmana. 26 personas murieron y 11 resultaron heridas, hombres, mujeres y un niño. El Estado Islámico reclamó el ataque.

Este no fue el primero ni el último ataque contra los sikhs en un país islámico.

En junio de este año en Pakistán, el escalofriante asesinato de un activista de derechos humanos de una minoría sij provocó un gran revuelo en Pakistán y puso de relieve la incapacidad del gobierno para proteger a sus minorías. Desafortunadamente, este no es el primer ataque de este tipo y, siguiendo el patrón reciente, la comunidad continúa siendo el objetivo de tales ataques. Charanjit Singh, de 52 años, era un conocido activista de derechos humanos y miembro de la comunidad minoritaria sij del país.

En abril de 2016, hombres armados mataron a Sardar Soran Singh, ministro provincial de Asuntos de las Minorías. Singh, de 46 años, fue el primer sij en la Asamblea Provincial de Khyber Paktoonkhaw y un defensor de la armonía interreligiosa.

El registro policial muestra que hasta ocho miembros prominentes de la comunidad sij han sido asesinados en actos de asesinatos selectivos en Khyber Paktoonkhaw de Pakistán desde 2013.

Cientos de musulmanes en Pakistán recientemente sitiaron un prominente gurdwara, un lugar de reunión y culto, atrapando a los sijs durante horas en el proceso.

La violencia siguió a la celebración de Guru Gobind Singh Jayanti, un festival que conmemora el cumpleaños del décimo gurú sij el 2 de enero.

Un video publicado en las redes sociales mostró a cientos de musulmanes rodeando Nankana Sahib, el lugar de peregrinación en la provincia de Punjab de Pakistán, y atacando el lugar sagrado con piedras mientras gritaban que destruirían al padre y cambiarían su nombre a Ghulam-e-Mustafa, un árabe. término que significa "el Siervo del Profeta Mahoma".

Los defensores de los derechos de la comunidad sij de Pakistán han enfatizado que desde 2002, la población histórica sij en el país se ha desplomado de 40.000 personas a solo 8.000 en medio de amenazas de conversiones forzadas y un aumento de la violencia que se ha dirigido específicamente a los adoradores sij y sus lugares sagrados.

Estos son algunos casos recientes en los que los sijs son blanco y asesinado en países islámicos como Afganistán y Pakistán. Pero este no es un fenómeno nuevo. Si miramos hacia atrás en la historia, los gobernantes islámicos tienen una historia de matar gurús sikh, asesinar niños y engañar a guerreros sikh.

Lo que está haciendo ISIS es la copia exacta de lo que hicieron los mogoles contra los gurús sij y los seguidores del sijismo desde el siglo XV hasta el siglo XVIII.

Jahangir escribió en su autobiografía Tuzk-e-Jahangiri que demasiadas personas estaban siendo persuadidas por las enseñanzas de Guru Arjan y que si no se volvía musulmán, el Sikh Panth tenía que ser extinguido. Ordenó la ejecución del Gurú.

El emperador mogol Aurangzeb ordenó que se destruyeran los templos hindúes y que se detuviera la adoración de ídolos. Hizo convertir un templo en mezquita y sacrificó una vaca en su interior. También hizo despedir a los hindúes de sus puestos de trabajo en el gobierno y empleó a musulmanes en su lugar. Aurangzeb también ordenó la destrucción de Gurdwaras y expulsó a muchos misioneros de las principales ciudades. A pesar de cierta resistencia después de muchos años de persecución, la gente se ve obligada a aceptar el Islam. Aurangzeb, being clever, decided if he could convert the revered Brahmin Pandits of Kashmir that millions of followers would then easily be converted. Threatened with conversion or death, the Pandits overcome by panic, came in a delegation to Chakk Nanaki, Pargana Kahlur and requested Guru Tegh Bahadur Ji’s help. Hearing the serious nature of the conversation, Guru Ji’s 9 year old son Gobind Rai Ji told his father what the problem was. The Guru told his son of the Pandits dilemma and said that it would take a holy man literally laying down his life to intercede. Gobind Rai responded “Who would be better than you to defend the poor Brahmins”. Guru Tegh Bahadur Ji decided to stand up for the right of freedom of worship and told the delegation to tell Aurangzeb that if he could convert Guru Tegh Bahadur they would gladly convert.

Four days later Guru Tegh Bahadur ji was arrested, along with some of his followers, Bhai Dayala, Bhai Mati Das and Bhai Sati Das by Nur Muhammad Khan.

After Mati Das, Dyal Das and Sati Das were tortured and executed on three consecutive days, Guru Tegh Bahadur was beheaded at Chandni Chowk in 1675.

Bhai Sati Das was wrapped up in cotton wool, set alight and was roasted alive. He remained calm and peaceful and kept uttering Waheguru, waheguru, waheguru (Sikh meditation). His martyrdom is remembered by the Sikhs in their daily prayers. This happened on 24 November 1675, on the same day as Bhai Mati Das was executed.

Mati Das while standing erect was tied between two posts. He was asked if he had any parting words, to which Mati Das answered, “I request only that my head be turned toward my Guru as I am executed.” Two executioners placed a double-handed saw on his head. Mati Das serenely uttered “Ek Onkar” and started reciting the Japji Sahib, the great morning prayer of the Sikhs. He was sawn in half from head to loins. It is said that even as the body was being sawn into two, the Japji continued to reverberate from each part until it was all over.

Qazi pronounced his religious order that Bhai Dayala must either accept Islam or be prepared to embrace death by being boiled in a Cauldron. Bhai Dayal was asked for a final time if he would leave his faith and embrace Islam. Bhai sahib defiantly and consistently answered, “No!” to the qazi’s repeated requests. This infuriated the qazi who pronunced his immediate torture and death. The executioners sat Bhai Sahib in the cauldron of water under which a large fire was lit. Slowly the water was let warm then it was hot soon it was too hot and then it was boiling. Bhai Dayala continued to his last breath to recite Sikh prayers.

Mass torture and persecution of Sikhs

Zakariya Khan was the Mughal governor of Lahore, now in Pakistan. He had taken part in the Mughal Empire’s operations against the Sikh leader Banda Singh Bahadur. After the capture of Banda Singh and his companions in December 1715, he escorted the prisoners to Delhi, rounding up Sikhs that he could find in villages along the route. As he reached the Mughal capital, the caravan comprised seven hundred bullock carts full of severed heads and over seven hundred captives. He ordered village officials to capture Sikhs and hand them over for execution. A graded scale of rewards was laid down – a blanket for cutting off a Sikh’s hair ten rupees for information about the whereabouts of a Sikh fifty rupees for a Sikh scalp. Plunder of Sikh homes was made lawful giving shelter to Sikhs or withholding information about their movements was made a capital offense.

The Sikh women held as prisoners in Mir Mannu’s Jail (1748-1753) who endured the pain of having their children murdered and made into garlands around their necks but did not sacrifice their faith. During 18th century Sikh women were arrested and endured torture in Mir Mannu’s Jail in Lahore


Early Gursikhs: Bhai Mati Das Ji

Bhai Mati Das was a Mohyal Brahman of village Kariala in Jehlam district, about 10 kilometres from Chakwal on the road to Katas Raj. The village stands on the top of Surla hills. This part of the country is known as Dhani meaning rich. A few kilometres away are the Salt Mines and coal mines of Dandot. The Katas lake is beautiful. A great Hindu fair was held there upto 1947. The Hindus always selected fine places of enchanting natural beauty for their fairs, festivals and pilgrimages. The inhabitants upto 1947 were both Hindu and Muslim, all handsome, tall, robust, and strong, enjoying a good standard of living.

Mati Das was the son of Hira Nand a devotee of Guru Hargobind under whom he had fought in many battles. He survived the Guru, and a little before his death he had entrusted his two sons, Mati Das and Sati Das to the care of Guru Har Rae, who had assured the dying man of his full attention and help. Both the lads remained attached to the Guru’s family at Kiratpur. When Har Krishan was summoned to Delhi by Aurangzeb, both the brothers, Mati Das and Sati Das, were present in his entourage along with Dayal Das, Gurditta, a descendant of Bhai Budha.

On Guru Rar Krishan’s death at Delhi, these two brothers were included in the deputation of five men containing Dayal Das and Gurditta also to declare the nomination of Tegh Bahadur as the ninth Guru at Bakala where the new Guru was then residing. The Guru was pleased to offer the two important portfolios of finance and home departments to Mati Das and Sati Das respectively. Both knew Persian well, and were quite familiar with the working of the Guru’s durbar The departmnent of household affairs was entrusted to Dayal Das.

The two brothers accompanied Guru Tegh Bahadur during his journey to Assam. They were present at the foundation of Anandpur by Guru Tegh Bahadur on his return to Panjab. The Guru’s council of administration then consisted of Mati Das, Sati Das, Dayal Das and Gurditta. When the Guru was carried to Delhi, these four persons followed the Guru.

At Delhi the Guru and his four companions were summoned into the council chamber of the Red Fort. The Guru was asked numerous questions on rdigion, Hinduism, Sikhism and Islam. It was sugges­ted that the Guru should embrace Islam, an he was offered many temptations. Several newly converted Hindus were produced before the Guru to tell him how happy they were in Islam. On Guru’s em­phatic refusal to abjure his faith, he was asked why he was called Tegh Bahadur or gladiator. Bhai Mati Das immediately replied that the Guru had won the title by inflicting a heavy blow on the imperial forces at the young age of fourteen. He was reprimanded for his breach of etiquette and outspokenness. As Mati Das was a Brahman, the Guru was asked why he had courted the company of such men when he did not believe in caste, and why he was defending the Brahmans of Kashmir. The Guru replied that when a person became a Sikh, he lost his caste. As for the Kashmiri Pandits, it was his duty to raise his voice against cruelty and injustice. The Guru and his companions were ordered to be imprisoned and tortured until they agreed to embrace Islam.

After a few days Guru Tegh Bahadur and three of his companions were produced before the Qazi of the city. Gurditta had managed to escape. He remained in hiding in the city, and in spite of all the efforts of the Government, he could not be traced. The Qazi first of all turned to Mati Das and asked him to embrace Islam. He replied that Sikhism was true and Islam was false, and he would not renounce virtue for vice. If God had created only Islam, all men would have been born circumcised, he said. He was condemned to instantaneous death.

The executioners were called and the Guru and all the three of his companions were made to sit at the place of execution. Bhai Mati­Das approached the Guru with folded hands and asked for his bless­ings, saying that he was happy to be the first to achieve martyrdom.

The Guru blessed him telling that they must resign themselves cheer­fully to the will of the Lord. He praised him for his lifelong single-minded devotion to him and his cause. With tears in his eyes he bade him farewell saying his sacrifice would occupy an abiding place in history. Mati Das touched the Guru’s feet, embraced his friend and brother, and came to his place.

Mati Das while standing erect was tied between two posts. Two executioners placed a double-handed saw on his head. Mati Das serenely uttered "Ik Om" and started repeating the Japji.’ He was sawn across from head to loins. Dayal Das abused the Emperor and his courtiers for this infernal act. He was tied up like a round bundle and thrown into a huge cauldron of boiling oil. He was roasted alive into a block of charcoal. Sati Das condemned these brutalities. He was hacked to pieces limb by limb. The Guru witnessed this savagery with divine coolness. The world history does not offer anything worse than this halal butchery of human beings.

Bhai Mati Das, the martyr, was the son of Bhai Hira Mal, also called Hiranand, a Chhibbar Brahman of Kariala, now in Pakistan. His grandfather, Bhai Paraga, had embraced the Sikh faith in the time of Guru Hargobind and had taken part in battles with the Mughal forces. His uncle Dargah Mall served Guru Har Rai and Guru Har Krishan as Diwan or manager of the household. Bhai Mati Das and his brother, Bhai Sati Das, assisted Dargah Mall in his work during Guru Tegh Bahadur’s time. The former was himself appointed Diwan along with Dargah Mall who was by then considerably advanced in years. Diwan Mati Das accompanied Guru Tegh Bahadur during his travels in the eastern parts in 1665-70. He was among those who were detained with Guru Tegh Bahadur at Dhamtan in 1665 and then released from Delhi at the intervention of Karivar Ram Singh, of Amber. In 1675, when the Guru set out from Anandpur for Delhi, Bhai Mati Das accompanied him. He was arrested with him under imperial orders and taken to Delhi. Upon his refusal to forswear his faith, he was tortured to death. He was, on 11 November 1675, sawn into two, from head downwards.


Ver el vídeo: Remix Katha. 13 ਮਲ ਤ ਚਲਏ ਤਰ ਦ ਇਤਹਸ. Ki Hai 13 meel ton Chlaae Teer Da itihaas (Noviembre 2021).